Compartir
Publicidad

Boris Vian de fiesta en fiesta en 'Vercoquin y el plancton'

Boris Vian de fiesta en fiesta en 'Vercoquin y el plancton'
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me encanta el otoño, que ya está a la vuelta de la esquina. Me gusta no tener que encender el ventilador nada mas levantarme y me gusta que por las noches eche de menos una chaquetita. Y, por supuesto, me encanta llegar a la librería y ver cómo van saliendo los libros nuevos de las cajas, brillantes y lustrosos, listos para poner en las mesas de novedades. Y uno de los que me ha llamado la atención ha sido este Vercoquin y el plancton, un nombre extraño para la primera novela de Boris Vian, inédita hasta ahora en España. La ha recuperado para nosotros Impedimenta y el precio de venta al público es de 18,95 euros.

'Vercoquin y el plancton' comienza con una fiesta sorpresa y termina con otra. Entre una y otra hay cantidades ingentes de alcohol, mucho jazz y gente buscando nuevas formas de besarse. En este París caótico y musical en el que siempre es primavera, El Mayor se enamorará de la hermosa Zizanie, y, con el sueño de seducirla y llevarla hasta el matrimonio, comenzará un alocado periplo junto a su mejor amigo, Antioche Tambretambre, para conseguir el permiso del tío de la jovencita, mientras se parodian los usos y costumbres de toda una época, y en especial de la CNU (Consorcio Nacional de la Unificación), que no es sino un trasunto de la propia AFNOR (Association Française de Normalisation), donde Vian trabajaba en esa época. Una historia loca y musical, para entrar en el otoño con ganas.

Boris Vian es uno de los ejemplos más claros de la genialidad de comienzos del siglo pasado. Nacido en 1920 a las afueras de París en un ambiente familiar imbuido por la música y la poesía. A los doce años sufriría unas fiebres reumáticas que le afectarían el corazón para el resto de su vida. Aún así, Vian se dedicaría a escribir, a tocar jazz con la trompeta, componer música e incluso a actuar ocasionalmente en películas. Esta primera novela la escribió para divertir a los amigos de toda la vida, con esa vena gamberra y absurda que caracterizaría toda su obra. Muchas de sus novelas estarían escritas con seudónimo, especialmente el de Vernon Sullivan, un supesto escritor negro estadounidense del que Vian se hacía pasar por su simple traductor. Sin embargo, a la censura no le pasó inadvertida la alta carga sexual y violenta de las novelas, y cuando finalmente se descubrió el engaño, Boris Vian fue objeto de las más duras críticas. Autor de Que se mueran los feos o El otoño en Pekín, murió en 1959 cuando iba de incógnito al cine a ver una adaptación de su novela Escupiré sobre vuestra tumba.

Tengo muy pendiente leer a Boris Vian porque siempre me han hablado especialmente bien de él, sobre todo de 'Que se mueran los feos' y El arrancacorazones. Me llama mucho la atención toda esa comicidad absurda en una época marcada por la guerra y la violencia. Me apetece comenzar esta nueva temporada riendo y bailando a ritmo de jazz, porque las sonrisas nunca están de más y el buen humor es necesario para los duros días que nos esperan...

Más información | Ficha en Impedimenta En Papel en Blanco | Boris Vian, el espíritu de Germain-des-Prés

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio