Compartir
Publicidad

Dumbledore es gay, ¿y?

Dumbledore es gay, ¿y?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Estoy desde hace días queriendo escribir este post pero no exactamente para ocuparme de repetir la noticia de que la autora de los libros de Harry Potter, J.K. Rowling, emitió unas declaraciones esta semana dando la revelación de que Albus Dumbledore es gay. Ya lo escribimos acá en Papel en blanco, además.

La noticia al parecer ha sorprendido positivamente a la audiencia y, sobre todo, a los mercados que ya se preparan para vender mercancía alusiva al tema. Pero tampoco me voy a ocupar de este punto ya que hay mucha información de ello en la web que se puede solucionar con un pertinente "gugleo".

Parte de la sorpresa de la declaración es porque no había signos que permitieran sospechar la orientación sexual del grande de Hogwarts. Su enamoramiento en el pasado de Gellert Grindelwald no pasó de ser una de las tantas posibilidades en las que pensó Rowlings al escribir, pero no fueron determinantes a la hora de construir al personaje.

Y acá es donde caigo en el tema que me ocupa que es el literario y no el paraliterario. Cuando un autor planifica escribir una novela tiene que elaborar unos personajes, y esos personajes son elaborados sobre la base de experiencias, al igual que nos ocurre a cada uno de nosotros en la vida real. Está perfecto que como posibilidad Dumbledore sea gay pero ¿qué me interesa a mí como lector en función de unos libros que ya leí?

Es decir, la revelación no añade o quita nada a la obra ya escrita. La autora misma decidió en su momento que ello no afectaría de ninguna manera el transcurrir de las anécdotas y, ni siquiera los nudos dramáticos de cada una de las secuencias. Quizás le da algo de profundidad a este personaje, por demás querido tanto de los libros como de las películas, pero más nada al menos en cuanto a la obra se refiere.

Como leí en algún lugar: Richard Harris se murió sin saber que el personaje que interpretaba era homosexual y, sin embargo, hizo una gran representación del mismo, de hecho, marcó su posterior interpretación. ¿Entonces? ¿Para qué? El mercado no se pregunta, sin embargo, celebra y actúa en consecuencia.

En Papel en blanco | J.K Rowling saca del armario a Dumbledore

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio