Compartir
Publicidad
'El marciano', de Andy Weir: ¿víctima de la moda?
Novela

'El marciano', de Andy Weir: ¿víctima de la moda?

Publicidad
Publicidad

Una de las novelas de género que más han sonado este año y el anterior ha sido 'El marciano', de Andy Weir. Tan importante ha sido su éxito (fue en principio una obra que empezó en internet y que fue autopublicada por su autor) que está por estrenar el mes que viene su versión cinematográfica dirigida nada menos que por Ridley Scott ('Alien') y protagonizada por Matt Damon.

¿Pero no habíais publicado una reseña de este libro ya? Sí, Albertini habló de ella hace un tiempo, casi al mismo tiempo que yo finalizaba este post. He querido dejar pasar el verano para publicar mi reseña del libro, que difiere de la suya. Para resumíroslo: creo que 'El marciano' es una novela sobrevaloradísima por el hype que la ha catapultado a ser una novela "editada en 28 países y con 500.000 lectores en EEUU".

Se ha hablado de la relación de 'El marciano' con el argumento de 'Robinson Crusoe' o de 'La isla misteriosa', puesto que (a estas alturas ya lo debéis de saber todos) su trama gira alrededor de un astronauta que es abandonado por accidente en el Planeta Rojo. No hay ningún pero a esto; ninguna obra literaria es completamente original y todas tienen que sufrir el peso de sus influencias. Weir lleva el argumento al siglo XXI llevando a su marooned al otro lado del sistema solar.

Es cierto que Weir no pone mucho énfasis en la caracterización de los personajes; ni los controladores en la Tierra ni la tripulación que ha dejado a Watney están demasiado bien perfilados. Pero sí discrepo de algunas opiniones que han dicho que ni siquera el protagonista está trabajado. No hace falta, como han dicho, hablar del pasado de Watney, o de sus relaciones, o de cualquier cosa relacionada con su vida anterior a su paso por Marte para configurarle como personaje. Un personaje se define por sus acciones, y precisamente Mark es un hombre de acción. Es un hombre de ciencia y un hombre positivo, porque nunca ceja en su empeño por sobrevivir, y a todos los problemas (y tiene muchos en la novela) acaba por sobreponerse, siempre con un particular humor.

La novela combina diferentes narradores, pero el principal es Mark. El astronauta nos va contando en primera persona, a modo de diario, sus avances en la lucha por la superviviencia en el Planeta Rojo. Lo cierto es que es un inmenso alivio que en determinados momentos cambie el punto de vista, para que conozcamos el punto de vista tanto de los personajes en la Tierra como del resto de tripulantes de la Ares 3.

Hay también un uso en ocasiones muy particulares en las que el narrador de los acontecimientos en Marte pasa a ser una tercera persona. Un narrador omnisciente que se ocupa de contarnos, normalmente, un momento crítico en el que algo va terriblemente mal. Considero que es una mala opción; primero, porque todo lo que ocurre, lo podría haber contado igualmente el personaje principal; segundo, porque de esta forma el escritor da una peligrosa señal al lector: ¿ves cómo he cambiado el punto de vista? Es porque ahora va a pasar algo terriblemente malo. A la segunda vez que el escritor usa el truco, el lector ya está sobre aviso.

Si la novela pasa por encima de los personajes, siendo la mayor parte de ellos planos e intercambiables (excepto el protagonista) y tan sólo definidos por lo muy profesionales y humanitarios que son, lo que destaca del texto es su parte técnica. Es lo que llaman ciencia-ficción dura, o el hecho de no tener complejos en explicar complicadas operaciones técnicas o divagaciones teóricas hasta un punto en que el lector desconecta. Yo, como lector raso de ciencia-ficción, sin ningún conocimiento en absoluto de ingeniería, que no sabría ni cambiar un grifo, me creo todo lo que me diga. No puedo cuestionarlo porque entiendo ni un pimiento. Pero sí que se me hacen farragosas las páginas y páginas que Watney dedica a explicar en su diario las conversiones de oxígeno en agua, la hidrólisis, que si los amperios, que si los kilovatios/hora, que si los X litros necesarios para los X kilos de patatas que sembrará...

"El primer paso consiste en reunir CO2 y almacenarlo en un depósito de alta presión. Cuando consiga conectar la planta de combustible a la corriente del Hab me proporcionará medio litro de CO2 líquido por hora indefinidamente. Dentro de diez soles habrá preparado 125 litros de CO2 de los que obtendré 125 litros de O2 al procesarlo con el oxigenador".

En entradas como ésta, pero mucho más largas y técnicas, yo desconecto como lector. Se nota que Weir es científico e hijo de científicos, trabaja desde los quince años en un laboratorio y es un friqui de la historia de los vuelos espaciales. Sin embargo, no ve la medida de su aproximación técnica a la historia. Porque, de hecho, ésta es la principal baza del libro: su verosimilitud, su ciencia. No vais a encontrar un narrador que haga descripciones poéticas de Marte, ni que profundice en la psique de Watney. El estilo es más cercano a un documental aséptico, y eso creo que también se debe a la formación científica del escritor.

el marciano portada
Así que 'El marciano' es una novela que está bien. Sí, es entretenida. Tiene intriga, porque quieres saber qué ocurrirá, cómo podrá salvarse Watney, si finalmente lo conseguirá. Y lo consigue (el entretener), a pesar de todas las piedras que el mismo autor pone en el camino, como las que encuentra Mark en su camino hacia la salvación. Pero no tiene grandes méritos literarios, y no creo que tras el hype con el que ha saltado a la opinión pública, sea una novela especialmente destacable. A lo que más puedo destacarla es a una película de sobremesa, que te entretiene un rato y que luego olvidas. Por muchos países en los que se haya traducido.

Como dice @toliol, librero de Gigamesh, 'El marciano' es "la mejor novela sobre cultivar patatas en Marte jamás escrita".

'El marciano'
Andy Weir
Ediciones B. Colección Nova, 2014.
Rústica con solapas. 416 pgs. 21€
ISBN: 978-84-666-5505-7

Más información | Ficha en Ediciones B
En Papel en Blanco | 'El Marciano', MacGyver en Marte

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio