Compartir
Publicidad

Elena Poniatowska: "El periodismo ha sido mi escuela"

Elena Poniatowska: "El periodismo ha sido mi escuela"
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

A raíz de la recepción del Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos 2007, han proliferado las entrevistas y declaraciones de la escritora Elena Poniatowska, conocida por su producción literaria siempre en los bordes entre la crónica y la ficción. Y es que ciertamente para ella no habría literatura sin su contacto con la gente que es lo que que le permite nutrirse para escribir.

La idea de escribir El tren llega primero surgió por el desconocimiento de un estudiante en torno a Demetrio Trujillo, el jefe sindicalista de los ferrocarrileros que protagonizó la huelga de los años 50 en México. Fué así que comenzó la investigación y la escritora rescató una cantidad de documentos que tenía desde aquella década, cuando tuvo la oportunidad de entrevistar a algunos de los ferrocarrileros presos.

Cuando Poniatowska escribe, lo hace por el contacto muy cercano con los referentes reales de sus protagonistas. Fué el caso de Josefina Bohórquez a quien ella ficcionalizó (e inmortalizó) como Jesusa Palancares, la protagonista de la novela Hasta no verte, Jesús mío. Jesusa, de hecho, es una de sus dos heroinas de la vida real; la segunda, aunque en primer lugar, es su madre, Paula Amor.

Imposible para ella pensarse escritora, sin pensarse periodista, ya que justamente el periodismo es el que le ha permitido entrevistar a tanta gente importante, entre los que incluye a Octavio Paz, Juan Rulfo, Diego Rivera, Rómulo Gallegos y Mariano Picón Salas, entre otros.

El periodismo, por otro lado, siempre lo ha ejercido en función de los desposeídos, de aquellos personajes sin voz que, a través de su literatura pueden ser conocidos por los lectores y pueden también dar a conocer otra cara de la historia, la que no sale por lo general en la palestra oficial.

De su experiencia en estos contactos dice que es como llegar al fondo del pozo pero que la gracia está en rebotar y salir a la superficie. Y añade:

La fuerza de la gente da mucha esperanza.

Vía | a.m.com.mx

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio