Compartir
Publicidad

Hollywood se empeña en llevar 'El guardián entre el centeno' al cine

Hollywood se empeña en llevar 'El guardián entre el centeno' al cine
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estaba claro que cuando J.D. Salinger muriera, cosa que ocurrió el pasado mes de Enero, iban a surgir un gran número de actuaciones de las que el propio autor renegaba. Y es que debido a la obsesión que sufría por su intimidad, no habría permitido muchas de las cosas que se están haciendo. Primero, llegaron unas cartas personales que se expusieron en la Biblioteca y Museo Morgan de Nueva York, y ahora los productores de Hollywood han vuelto a echarle el ojo a su obra más codiciada, El guardián entre el centeno. Y creen que este 2010 es un buen año para comprar sus derechos.

Vayamos por partes, evidentemente, debido a la repercusión de esta obra, Salinger recibió multitud de ofertas para llevarla al cine, pero todos sin distinción, se llevaron un rotundo no por respuesta. Entre los que llamaron a su puerta, se encuentran nombres tan importantes en esta industria como Jerry Lewis, Billy Wilder o Steven Spielberg. Incluso Elia Kazan lo intentó, para hacer una versión en Broadway, pero os imagináis la respuesta, ¿verdad?

Las razones que llevan a pensar a los productores que es el momento propicio para la compra se basan en dos razones. La primera de ellas es puramente económica, ya que el escritor ha fallecido este año, en el que el impuesto sobre patrimonio federal no es aplicable, y se espera que se tenga que pagar con carácter retroactivo. Con este panorama, la industria cinematográfica se está frotando las manos, porque si vendieran los derechos en este momento, no tendrían que pagar un impuesto que llega al 45% del valor de los propios derechos. Un pico vamos…

La otra razón es la existencia de una supuesta carta donde J.D. Salinger en 1957 daba vía libre a la venta de sus derechos una vez muerto. Esto es lo que escribía:

Es posible que los derechos se vendan algún día. Existe una posibilidad bastante factible de que no muera rico. Juego bastante con la posibilidad de dejar a mi esposa y a mi hija los derechos sin vender, como una especie de póliza de seguro.

Pues así las cosas, los editores afirman que no tienen ninguna intención de vender los derechos, tal y como ha explicado un portavoz. Esto significaría que habría que esperar casi un siglo hasta que la novela quedara libre de derechos y pudiese ser llevada al cine sin problemas. Como creo que a esas alturas no estaré por aquí, ojalá lleven razón los productores y consigan comprarlos. Aunque bien pensado, probablemente destrozarían la historia, así que mejor se quede la cosa como está, ¿no creéis?

Vía | abc.es
En Papel en Blanco | J.D. Salinger cada vez más al descubierto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio