Compartir
Publicidad

Joan Lindsay nos invita a un misterioso 'Picnic en Hanging Rock'

Joan Lindsay nos invita a un misterioso 'Picnic en Hanging Rock'
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este mes de Diciembre las editoriales se toman un respiro en el lanzamiento de novedades, y eso nos viene más que bien para que podamos volver la vista atrás y recuperar alguna que se nos haya escapado estos últimos meses. Es el caso de la inquietante Picnic en Hanging Rock, escrita por Joan Lindsay y publicada por la siempre recomendable y sorprendente Impedimenta este pasado mes de Noviembre. Su precio es de 21,95 euros, por lo que podéis aprovecharos y pedirlo como regalo en estas fiestas, ya que un poco carillo sí que es.

La historia no puede ser más interesante. 'Picnic en Hanging Rock' nos sitúa en Febrero de 1900, cuando un grupo de alumnas de un prestigioso colegio de señoritas, Appleyard, se dispone a celebrar el susodicho picnic en el día de San Valentín. Lo que empieza como un día alegre y divertido, acaba en una gran tragedia cuando tres niñas y una profesora desaparecen misteriosamente en la espesa vegetación australiana rodeada de grandes rocas. La única chica que consigue regresar se encuentra en un lógico estado de shock e histeria y no consigue recordar nada de lo sucedido. Pero sin duda es otra la cuestión que ha hecho que estás páginas se conviertan en una auténtica novela de culto...

Portada de

Y es que la autora jamás desveló si se trataba de una historia real o ficticia, creando un halo de misterio que, independientemente de, le vino de perlas para conseguir una gran fama. Además, cuando fue trasladada a la gran pantalla, de mano del buen director Peter Weir, se volvió a reactivar todo tipo de conjeturas, volviendo a dar mucho éxito a esta obra. Si tenéis curiosidad sobre el tema, son muchas las páginas de internet que tratan desde todos los puntos de vista este hecho. Pero cuidadín que os puede desvelar alguna parte del libro.

En cuanto a Joan Lindsay podemos decir que nació en 1896 en Victoria, Australia, y que desciende de una de las mayores familias de artistas del país, los Boyd. Sus estudios se encaminaron hacia la pintura, llegando incluso a exponer alguno de sus cuadros. Su vida cambió al casarse con Daryl Lindsay, que provenía de una importante familia de escritores. Ella siguió dedicándose a la pintura hasta que en 1936 se publicaba su primera novela, Through Darkest Pondelayo, una sátira de los turistas ingleses que no tuvo mucho éxito. Ya que éste tardaría en llegar, porque su reconocimiento coincidió con la publicación en 1962 de Time Without Clocks, un título lleno de hechos autobiográficos. Pero obviamente, lo que le reportó fama mundial sin lugar a dudas fue la novela de la que estamos hablando, que se publicó en 1967.

Sinceramente, la historia me parece de lo más llamativa independientemente de su veracidad o no, y promete hacer pasar unas noches de lo más desasosegantes. Desde ya me pongo a mover los hilos, a ver si consigo que alguien me la regale, pero sino, no pasa nada, ya me la autorregalaré yo, porque 'Picnic en Hanging Rock' no se va a escapar de mi lectura.

Más información | Ficha en Impedimenta En Papel en Blanco | 'Para leer al anochecer': Charles Dickens y los fantasmas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio