Compartir
Publicidad

'La cena de los infieles', humor y desamor a la manera británica

'La cena de los infieles', humor y desamor a la manera británica
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A punto de terminar Septiembre y aún siguen apareciendo por ahí novedades de este mes. La cena de los infieles, de Beryl Bainbridge, se puso a la venta el pasado día trece, aunque yo no he podido hablaros de ella hasta hoy, cosas de la vida. Me ha llamado la atención por ser de una autora británica que desconocía y porque promete una peculiar mezcla entre humor, infidelidad y un puntito de sordidez. Lo edita Ático de los Libros y el precio de venta al público es 18,50 euros.

'La cena de los infieles' comienza de una manera natural, con una fiesta de degustación de queso y vinos. Allí Edward, un hombre casado de mediana edad, conocerá a Binny, una mujer también madura que le deprime hablándole de la etapa de la vida en la que se encuentran. Edward sentirá deseos de volver a casa a ver la televisión, pero en vez de eso, se marchará con Binny a casa de esta y comenzarán una aventura extramatrimonial. En una relación que se revela agotadora, Binny convencerá a Edward a celebrar una cena junto con otra pareja, harta de verse siempre en locales oscuros. Pero la cena se complicará cuando sean retenidos durante casi dos días por unos atracadores de bancos, mientras la máxima preocupación de Edward es cómo explicarle a su mujer su tardanza...

Beryl Bainbridge nació en Liverpool en 1932. Con catorce años fue expulsada del colegio e inició una relación amorosa con un prisionero de guerra alemán que fue repatriado, y la relación continuó por carta hasta 1953. Al año siguiente se casaría, pero fue un matrimonio muy corto, aunque con el fruto de dos hijos. Tendría una tercera hija con el escritor Alan Sharp, y en 1958 intentó suicidarse metiendo la cabeza en un horno de gas. Cuando años más tarde le preguntaran por este oscuro episodio de su vida, Beryl se limitaría a responder:

Cuando una es joven se tienen esos altibajos.

Confesaría que empezó a escribir por pasar el rato, y aunque sus novelas fueron muy bien acogidas por la crítica, no ganaba mucho dinero con ellas. En total escribiría dieciocho novelas, además de varios ensayos, libros de viajes, relatos y guiones para televisión. Consiguió por sus obras diversos premios, como el Whitbread, precisamente por 'La cena de los infieles'. Murió el pasado mes de Julio, debido a un cáncer. Se la considera una de las mejores y más mordaces autoras británicas de este siglo, con un afilado y negrísimo sentido del humor.

Me ha llamado mucho la atención el tratamiento cómico de la infidelidad en este libro, un tema que cuando nos toca de cerca no nos hace ninguna gracia, pero que en los libros siempre parece que se le quita algo de hierro al asunto. No os vuelvo a repetir la cantidad de libros que tengo por leer, y lo triste es que es un hecho que no tengo tiempo para leerlo todo. 'La cena de los infieles' queda apuntado en mi lista de pendientes, a ver si puedo echarle el lazo pronto...

Más información | Ficha en Ático de los Libros En Papel en Blanco | 'Infiel', los cuentos transgresores de Joyce Carol Oates

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio