Compartir
Publicidad

'La niña de los nueve dedos', de Laia Fàbregas

'La niña de los nueve dedos', de Laia Fàbregas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El caso de La niña de los nueve dedos es atípico. No por su argumento, que también, sino por la historia que hay detrás de la novela. La autora, Laia Fàbregas, nació en Barcelona en 1973 y, a través de un intercambio del programa Erasmus, se mudó a Holanda para cursar su último año de Bellas Artes. Especializada en escultura, Fàbregas también hacía sus pinitos con la literatura. Hasta que, por mediación de un compañero de clase, se puso en contacto con un agente literario, al que le entregó el manuscrito de La niña de los nueve dedos escrito directamente en holandés. A los pocos meses, esta española recién llegada al país ya triunfaba en con “Het meisje met de negen vingers”, que en dos meses ya contaba con tres ediciones.

Así como Joseph Conrad, Nabokov o Cioran (todos ellos con obras escritas en un idioma distinto del propio), Laia Fàbregas triunfa primero en Holanda, y escribiendo en holandés. Ahora, avalada por crítica y público, desembarca en España tanto en castellano como en catalán.

El argumento, como dijimos, también es ciertamente original, pues gira alrededor de Laura, una mujer con sólo nueve dedos en las manos. Laura, además, tiene la secreta afición de inventarse las vidas ajenas a partir de las fotos de los expedientes de la compañía para la que trabaja. Porque los padres de Laura decidieron no hacerle nunca fotografías, para que sus recuerdos no dependieran nunca de las instantáneas sino de los sentimientos (“fotos de memoria”, las llaman).

Todo este recorrido por la memoria de Laura, que deparará más de una sorpresa relativa al meñique que le falta y a la ausencia de fotografías de su vida, está ambientada en la Barcelona de 1970, en un entorno familiar antifranquista, lo cual añade un enclave realista a un argumento exquisitamente poético, casi fantástico.

Vía | El Aleph

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio