Compartir
Publicidad

Lectura para el Día del Orgullo Friki: 'El tercer policía' de Flann O'Brien

Lectura para el Día del Orgullo Friki: 'El tercer policía' de Flann O'Brien
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Como la existencia humana es una alucinación que contiene las alucinaciones secundarias del día y de la noche (esta última una insalubre condición de la atmósfera debida a la acumulación de aire negro) difícilmente es propio de todo hombre juicioso preocuparse por la ilusoria aproximación de la alucinación suprema conocida como la muerte.

En este día de regocijo, enarbolamiento de sables láser y espadas Dardo, y en dónde cada cuál se abre a las teorías más peregrinas sobre la existencia y los mundos posibles, permitanme que contribuya con El tercer policía del proteico y genial irlandés Flann O'Brien.

No se trata sólo de fantasía, que hay mucha y muy buena. No se trata sólo de humor y sátira, que está por todas partes. No se trata sólo de fábula, metafísica, literatura del absurdo e incluso ciencia-ficción. Es todo ello en un único y vigoroso movimiento, en una socavación de todos y cada uno de los tópicos de la realidad sobre la que asentamos el culo. Es la primera escritura cuántica, anterior a Vonnegut, Carlos Fuentes y otros ilustres próceres.

Es la historia de un hombre con pata de palo y sin bicicleta que comete un crimen y descubre que tiene un alma, llamada Joe. Es la historia de un filósofo absurdo llamado De Selby que intenta trascender la fatal estructura de la tierra en forma salchicha (anhelando recorrer el tubo de la salchicha, verdadero paradigma de espacio-tiempo). Es la historia de tres policías (que bien pudieran ser dos o ninguno) preocupados por la creciente confusión a nivel atómico entre hombres y bicicletas, y pendientes del correcto ajuste de los mecanismos de relojería de la eternidad.

Pero sobre todo, es la única manera de entender esa endiablada serie llamada Perdidos:

- Algunas personas lo llaman energía, pero el nombre correcto es Omnium, porque hay mucho más que energía en su interior, sea lo que fuere. Omnium es la esencia interior inherente esencial, que está oculta dentro de la raíz de la médula de todo, y siempre es lo mismo.

- ¿Es esto la eternidad? - pregunté - ¿Porqué lo llaman eternidad? - Lo llamamos así porque aquí uno no envejece - explicó el sargento-. Cuando salga de aquí tendrá la misma edad que cuando entró e idénticas estatura y anchura. Hay un reloj con un ingenioso mecanismo regulador que tiene cuerda para ocho días, pero nunca funciona.

- ¿Qué mas hay? - Todo. - ¿Me mostrarán cualquier cosa que mencione? - Sí.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio