Compartir
Publicidad

'Llenos de vida', de John Fante: llenísimo de vida

'Llenos de vida', de John Fante: llenísimo de vida
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Sé que últimamente ando algo pesado con Anagrama (que si Socorro, perdón, que si Saber perder...), pero hacía tiempo que no leía tantas novelas de una misma editorial (hacia la cual tengo un gran cariño) y cuando acabo de hacerlo me pregunto el porqué, aunque esto entraría en otra categoría y no es el momento ni el lugar para ello.

Ahora toca hablar del último número de la colección estrella de la editorial, Panorama de Narrativas, que nos trae la última novela que le quedaba por publicar de John Fante: Llenos de vida. Nunca había leído nada suyo pese a que Charles Bukowski lo pone por las nubes, ya que le sirvió de inspiración en innumerables ocasiones y consiguió que no tirara la toalla. Bukowski considera a Fante "como un Dios", en palabras literales suyas. Por algo será. Llenos de vida narra en la América de los años 50-60 la historia de John Fante, un escritor ateo que pasa por una racha de bonanza económica por los guiones que escribe para Hollywood. Su mujer, Joyce, está embarazada, y desde que se ha quedado en estado no para de leer; pero no cualquier cosa, sino sobre todo libros religiosos. Dice que "ha encontrado a Dios" y conmina una y otra vez a su marido a casarse; ya lo están, pero por lo civil, y eso "no cuenta". Antes de dar a luz quiere bautizarse y casarse en la iglesia.

Un día el suelo de la cocina se hunde (es lo que tiene el efecto de las termitas sobre la madera) y al protagonista se le ocurre la genial idea (eso piensa él en ese momento) de ir a buscar a su padre Nick para que le ayude a repararlo. A partir de aquí comienza lo mejor del libro: la descripción de esos personajes de la América profunda, los ritos religiosos, la defensa a ultranza de la familia por encima de todo ("tú dame nietos y cállate", le dice Nick a su hijo).

Un inolvidable viaje en tren, una tensión descontrolada por el ritmo al que sube el taxímetro, una cocina que no se puede reparar y una chimenea nueva serán el trasfondo de un relato familiar, de las diferencias entre clases y épocas, de la religión frente al ateísmo, la fe frente a la ciencia, frente a los libros.

Un relato lleno de emoción, de ternura. Lleno de vida.

Sitio Oficial | Editorial Anagrama

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio