Compartir
Publicidad

Muriel Spark nos habla de 'Las señoritas de escasos medios'

Muriel Spark nos habla de 'Las señoritas de escasos medios'
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Veréis, a mí es que me entra mucho agobio con estas cosas. Y es que ni yo misma me explico cómo lo hago, pero siempre me las arreglo para tener doscientos mil libros acumulados por leer y seguir comprando como si nada. Ala, como si la estantería estirase y el tiempo se multiplicara. Y es que aún tengo un libro por leer de Muriel Spark (sí, lo prometo, lo tengo aquí al lado), cuando ya he visto otro que me quiero leer. El culpable de esta situación de agonía es Las señoritas de escasos medios, recién sacado del horno por Impedimenta. ¿Su precio? 18,40 euros.

‘Las señoritas de escasos medios’ nos traslada a Londres, durante el verano de 1945. Recién acabada la II Guerra Mundial, la indigencia se hace notar en las calles de la capital británica, y es aquí donde nos encontramos con las aventuras y desdichas de unas chicas en una posición precaria. Viven en una residencia para mujeres solteras, y su vida inconscientemente despreocupada está marcada por el goteo incesante de ligues en diferentes estados. En una sociedad destruida, las chicas se esfuerzan por encontrar el amor y un sustento (a veces las dos cosas van unidas) con una comicidad feroz en lo que es un fiel retrato de la sociedad británica de posguerra.

Muriel Spark nació en 1918 en Edimburgo. Tras un matrimonio fallido, Muriel se dedicaría al contraespionaje para el departamento de propaganda antinazi del Ministerio de Asuntos Exteriores, donde conocería a Graham Greene. Considerada una de las mejores escritoras inglesas de este siglo, su obra se caracteriza por el humor y su brevedad. Ejemplo de ello lo tenemos en La plenitud de la señorita Brodie (que es, precisamente, el que tengo yo aquí mismo) o Merodeando con aviesa intención. Fue nombrada Dama del Imperio Británico y falleció en 2006 en la Toscana.

No he leído nada de Muriel Spark y la verdad es que me la han recomendado muchísimo. Tengo pendiente el que os he comentado, pero es que este también me llama muchísimo la atención. Vosotros no me creéis, pero de verdad que tengo un problema, y es que no hago más que comprar y comprar libros, y es que es literalmente imposible que pueda leerlos todos. Una solución sería dejar de comprar libros, pero es que sólo de pensarlo me da escalofríos… ¿Y si se agotan? ¿Y si después no lo puedo conseguir? Miedo me da…

Más información | Ficha en Impedimenta
En Papel en Blanco | Joan Lindsay nos invita a un misterioso ‘Picnic en Hanging Rock’

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio