Compartir
Publicidad

'Namiko', de Tokutomi Roka

'Namiko', de Tokutomi Roka
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No os podéis hacer una idea de lo mucho que estoy aprovechando las vacaciones. Y es que tengo que aprovechar el tiempo libre para leer todo lo posible, con tranquilidad y relajada, antes de volver a la rutina del día a día. Uno de los libros que ha caído durante estas vacaciones ha sido Namiko de Tokutomi Roka y no he tardado nada en leerlo. Y es que 'Namiko' llegó a casa sin esperarlo, y tras ver su preciosa portada y la hermosa historia que se escondía entre sus páginas, fue el elegido para compañarme en un viajecito en tren. Y no, no me puedo quejar de semejante compañero de viaje, la verdad.

Estamos en el Japón de finales del siglo XIX. 'Namiko' nos cuenta precisamente la historia de la joven Namiko, una dulce muchacha de dieciocho años, adorada hija del respetado general Kataoka, y que acaba de contraer matrimonio con el joven barón Takeo Kawashima. Profundamente enamorada de su marido, ve su futuro con alegría y esperanza, después de haber perdido a su madre cuando era una niña y tras una infancia infeliz con su madrastra. Sin embargo, negros nubarrones amenazan su felicidad...

La convivencia con su suegra, la señora Kawashima, que de víctima ha pasado a ser verdugo, pronto se adivinará complicada y dolorosa debido a los fuertes celos de la madre de su marido. Aún así, Namiko, dotada de una personalidad dulce y resignada, se desvivirá por complacer a su suegra. Mientras tanto, el estallido de la guerra entre Japón y China a la que tiene que partir el marido, y la enfermedad de la joven, iran haciendo cada vez más complicada la relación, hasta llegar a unos extremos crueles e impensables hoy en día. Namiko se convertirá así en la víctima de un rígido sistema familiar y de las convenciones sociales, que abocará su vida hacia el desastre.

Desfilan por aquí innumerables personajes, desde la dulce Namiko hasta el vigoroso Takeo, pasando por el taimado Chijiwa o la servicial Iku. Los personajes son meros intérpretes de una tragedia que se intuye desde el comienzo, y su carácter plano no hace sino aumentar el valor de la historia donde la familia, o mejor dicho, el clan familiar, que se adivina como un todo, es el verdadero protagonista. Los personajes no son individuos sino que forman parte de ese ente superior familiar al que deben obediencia y respeto, más allá de preferencias personales, llegando incluso a los extremos a los que llega la suegra de Namiko.

En este contexto de obediencia familiar y respeto por las costumbres tradicionales se erige Namiko, con su amor puro por su marido y su única intención de ser feliz. El amor de los jóvenes se enfrenta a un mundo despiadado y cruel, lucha contra el sistema familiar tradicional que los ahoga y oprime, y en suma, que los hace infelices. Una crítica frontal a un modelo familiar y social obsoleto, en el que ya se atisba una intención de apertura hacia Occidente, aunque eso sí, un tanto idealizado.

Tokutomi Roka nació en 1868 en Kumamoto y tiene el honor de ser el primer autor japonés traducido al castellano. Convertido al catolicismo en su juventud, es conocido como el Tolstoi japonés, ya que precisamente este autor fue el que guiaría su forma de escritura e incluso su vida. En efecto, tras conocerlo en 1906 en su granja, a su vuelta a Japón, Roka decidiría imitar su estilo de vida campesino. 'Namiko' fue publicada por entregas de 1898 a 1899 y se convirtió en un auténtico best-seller, tanto que fue traducida a numerosos idiomas, entre ellas el español. 'Namiko' por lo tanto, fue publicada por primera vez en España en 1904, y aunque años después el propio autor la consideraría una obra inmadura, la fuerza del relato nos sigue llegando a la más hondo de nuestro corazón.

Como curiosidad os puedo decir que la historia de Namiko está basada en la historia real de Nobuko, hija predilecta del militar y político Oyama Iwao. También es la primera vez que se publica en español traducida directamente del japonés, ya que las ediciones anteriores provenían de traducciones del francés o el inglés. La novela viene precedida por una estupenda introducción de Carlos Rubio que aporta muchísima información sobre el autor y el contexto social de la obra. Sin embargo, os recomiendo leerla tras haber finalizado la novela, a no ser que queráis enteraros de bastantes spoilers...

Lo cierto es que no tenía pensado leer 'Namiko', pero apenas empecé a leer las primeras páginas ya no tuve más remedio que seguir. Lo terminé de leer en el tren de vuelta a casa y me tenéis que creer si os digo que se me escaparon algunas lágrimas. Vamos, que no me puse a llorar como una magdalena por pudor y vergüenza, que si hubiera estado en casa, otro gallo hubiera cantado...

Cuando Namiko se comprometió con Takeo, y más aún, cuando la boda terminó, ella respiró con felicidad, y su padre, su madrastra, su tía e Iku, todos respiraron igualmente aliviados, cada cual por un motivo diferente. Iku solía quejarse en voz baja de que su nueva ama escogía muy bien la ropa más elegante y costosa para ella misma, pero que a Namiko le compraba siempre ropa modesta y de mal gusto. La sirvienta lloró al ver el pobre ajuar que le habían preparado a Namiko, y se lamentó de que su anterior ama no pudiera estar allí en esos momentos. Namiko, sin embargo, dejó su casa natal con alegría. El pensamiento de la vida nueva, libre y feliz que la esperaba superó incluso la pena por tener que separarse de su adorable padre.

Satori Colección: Maestros de la Literatura Japonesa 306 páginas Traducción: Rumi Sato ISBN: 978-84-938204-1-1 23 euros

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio