Compartir
Publicidad

Novela para leer a través del móvil: Switch

Novela para leer a través del móvil: Switch
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Desde hace pocas semanas en Argentina se puede leer, y sólo a través del teléfono móvil, Switch o Cómo elegir al hombre correcto, de Patricia Suárez. Ésta es la tercera novela hispanoamericana creada para ser publicada en formato SMS: ya lo hizo a mediados de 2006, también en Argentina, el periodista Camilo Zaffora con sus obras Tres puntas y La martingala.

Según explica la narradora, poeta y dramaturga Patricia Suárez, Switch consta de 31 capítulos de 2.000 caracteres cada uno, lo cual evidentemente ha condicionado el proceso creador: máxima economía lingüística, diálogos cortos, pocas comas, sin metáforas... Los potenciales usuarios del servicio, que ofrece Movistar de Argentina, también pesan a la hora de elaborar el argumento. Switch está pensada para gente de entre 16 y 25 años y es una historia romántica que, según la autora, tiene algo de folletín, ya que no se puede ser demasiado filosófico en tan pocas palabras.

En definitiva, si ahorramos en palabras, en metáforas, en reflexiones, si estamos más preocupados por contar letras que por escribir… ¿qué creéis que nos queda? Podéis comprobarlo vosotros mismos leyendo el primer capítulo, con erratas originales incluidas:

El es un idiota, pero yo me enamoré de él igual. ¿Por qué? ¿Es que tengo inclinación a engancharme con tipos idiotas? ¿Es que los idiotas son más encantadores que los otros? (Una especie de selección natural: la naturaleza los hace tan idiotas que debe compensarlos con el encanto...) O a lo mejor es el destino. Cuando me fui a vivir con papá, veía al idiota todas las mañanas, mínimo veinte minutos por día. Subíamos al Mercedes, papá maneja, el idiota va atrás leyendo el diario, en la palm top. Yo lo miro por el espejito, pero el tipo ni se da por enterado que estoy yo. En un momento dado, levanta la vista, mira el espejo. ¿Me ve? No, se lastimó afeitándose y tiene una marquita. Si vos no te sentís un insecto, él te lo hace sentir. La primera vez que me vio al lado de papá, hizo así con la cabeza. Alguien le habrá dicho que yo era yo; la cocinera o Licia, la mucama. Yo enseguida pensé: 'Este tipo está bueno, pero no sirve para nada'. Es alto, pero no mucho, de pelo oscuro y ojos color musgo, turbios. Lo mirás y no sabés en qué está pensando. Eso me gusta en un tipo; pero después pasa que nunca está pensando en lo mismo que yo. El tipo está en la luna.

Vía | Clarín Más información | Los noveles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio