Compartir
Publicidad

Redondo pone punto y final a la 'Trilogía del Baztán', pero no dice adiós a su protagonista

Redondo pone punto y final a la 'Trilogía del  Baztán', pero no dice adiós a su protagonista
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con la llegada ayer a las librerías de Ofrenda a la tormenta, Dolores Redondo culmina su Trilogía del Baztán. Pone así punto y final a una saga que comenzó en enero de 2013 con la publicación de El guardián invisible y continuó en noviembre de ese mismo año con la de Legado en los huesos.

Un año después y con más de 300.000 lectores y 32 reediciones en su haber, el tercer libro vuelve a estar protagonizado por la inspectora de la Policía Foral Navarra Amaia Salazar, que en esta ocasión dirige la investigación de varias muertes de recién nacidos producidas en el valle de Baztán durante las últimas décadas.

Pero los lectores no deben preocuparse. La resolución del caso y la culminación de la trilogía no significan el adiós a Amaia Salazar, tal y como nos ha comentado Dolores Redondo con ocasión de la presentación que ha reunido a medios de comunicación, libreros e incluso lectores en Elizondo, la localidad donde vive y trabaja la protagonista, y que ya cuenta con una ruta turística que muestra los principales lugares que aparecen en las tres novelas (la casa de la tía Engrasi, Hospitalenea, el obrador, la comisaría...).

Dolores Redondo
No será mi próximo proyecto, porque ahora va otro trabajo, que además estaba en cola, ya que lo tenía en la cabeza a la vez que la trilogía y, en su momento, me decidí por escribir esta. Pero ahora llama a la puerta urgentemente y hay que abrirle y dejar que salga ya. Pero Amaia Salazar está ahí. Me encanta. Es un personaje con el que estoy comodísima, sé mucho sobre ella y lo tengo que contar, aunque no sea ahora”, adelanta la escritora donostiarra.

De ese proyecto que tiene ahora entre manos no quiere hablar mucho, aunque sí nos revela que se trata de novela negra. “El género negro es el que más me gusta. Pero un negro mestizo, de esos que hago yo. El público me lo ha premiado, pero dentro de los escritores de género había alguno que me decía 'eso es fantástica' y yo les respondía que esperaran y vieran cómo iba a acabar”.

Aunque del final no se puede ni debe hablar, sí se nota que esta tercera novela es más policiaca que las anteriores, mientras que de forma paralela disminuye la carga mítica. Redondo matiza esta apreciación que le hacemos los periodistas recordando que, para ella, se trata de una sola novela. “Yo lo vería como que en esta parte de la novela ha bajado la carga mitológica. No hay tres novelas. Esta parte de la novela es más policiaca porque es en la que se tiene que resolver todo al final y es la parte en la que tienen que confluir todo lo que ha ido investigando hasta ahora”.

De todos modos, confiesa que cuando Destino se interesó por la novela y comprendió que iba a ser un lanzamiento a nivel nacional se asustó. “Tened en cuenta que terminé de escribir la novela en 2010 y se publicó en enero de 2013. Cuando hicimos la reedición final, que ya se había vendido en 10 países, que sonaba mucho, que había creado expectación, ahí me asusté y quería cambiar la novela, quería quitar mucho. Me decía que no lo iban a entender fuera de Navarra y el País Vasco, que no iban a saber dónde iba y que la verían como novela fantástica. Pero Silvia Sesé [su editora en Destino] la defendió más que yo y la novela salió como la conocisteis. Pero es verdad que luego, automáticamente, cuando la gente empezó a responder bien, me dio alas, me hizo soltarme. Y no soltarme más a la mitología, sino soltarme a escribir, a narrar, porque yo muy buena escritora no soy, pero narrar creo que lo hago bastante mejor. Y me puse a contar todo eso que quería contar [sobre las tradiciones, las costumbres, las familias matriarcales]”.

Ofrenda A La Tormenta Escaparate 1
Elizondo se ha volcado con la presentación de Ofrenda a la tormenta y son muchos los establecimientos que han decorado sus escaparates para la ocasión.
La autora ha aprendido tanto de la zona, de Navarra, sobre brujería, investigación policial, balística, etcétera, que se siente “sobreinformada” y reconoce que ha tenido que descartar mucho material. “Aunque yo tenía muy clara la línea que iba a llevar en las tres novelas, mientras vas escribiendo, sin querer, vas abriendo galerías y te dices por esta no puedo ir porque tengo que seguir por la principal, pero qué interesante sería ir por aquí; porque hay otros personajes que te ofrecen otros matices, otras historias que te apetecen explorar más. Son cosas que dejas aparcadas, que he desarrollado, pero que no aparecen en la novela”.

Por ejemplo, durante la entrevista, admite que el personaje de Aloisius Dupree se merecía mucho más. “Inicialmente pensaba contar lo que le pasaba a Aloisius, pero esas son las cosas que durante la escritura te vas dando cuenta de que no, de que tienes que ir quitando. Lo que le está ocurriendo a él es otra novela, otra historia que lo único que podía era embarrullar a esta”.

A la hora de explicarlo, Redondo cree que parte de la culpa de estos “tijeretazos” tiene que ver con los personajes, con el propósito de que Amaia, desde el principio, “no estuviera sola y que los demás personajes no fueran meros satélites, sino tuvieran interés para mí, inicialmente, y para el lector, después”.

¿Y qué opinará el lector? Aunque todavía es pronto para saberlo, desde la editorial Destino se muestran muy optimistas. Así, su director, Enrique Rosales, ha aprovechado la presentación en Elizondo para anunciar que, tras la buena acogida del lanzamiento en las librerías, a los 80.000 ejemplares de la primera edición van a sumar una tirada de 5.000 más, al margen de poner ya a la venta un cofre con los tres volumenes.

Más información | Ficha en Destino y booktrailer

En Papel en Blanco | El Guardián Invisible, de Dolores Redondo, al cine

En Papel en Blanco | 10 cosas que te gustará saber si leíste El guardian invisible, de Dolores Redondo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio