Compartir
Publicidad

'Reencuentro', de Fred Uhlman

'Reencuentro', de Fred Uhlman
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Confieso que tenía muchas ganas de leer Reencuentro, de Fred Uhlman. Lo vi cuando se reeditó en enero y pensé que debería leerlo, pero aquello quedó ahí. Meses más tarde, volví a acordarme y entonces fue definitivo. Se vino para casa conmigo y lo leí en el rato que tarda en lavar la lavadora. No, no exagero. Y es que es muy entretenido y son sólo 122 páginas con una letra más que generosa...

Alemania, 1932. Dos chicos de dieciséis años coinciden en una prestigiosa escuela media. Hans es hijo de un respetado médico judío, Konradin es un rico aristócrata. Pronto comenzarán la amistad más importante de sus vidas, pero los terribles acontecimientos que están por llegar los separarán irremisiblemente. Hans se verá obligado a exiliarse y Konradin tomará un rumbo político, pero años más tarde serán protagonistas de nuevo en un peculiar ‘reencuentro’.

Una historia de amistad, ante todo, y aunque hable de una época terrible, la obra está escrita en un tono ligero, sin un atisbo de los grandes horrores que después conmocionarían al mundo. Escrito en primera persona por Hans, la novela se centra en lo caótico de la adolescencia, la búsqueda desesperada de un amigo fiel y, como no, el recuerdo de una Alemania hermosa de la que muchos tendrán que huir aun siendo su tierra natal.

‘Reencuentro’ se publicó por primera vez en 1971, pero recoge una historia universal. Todos podemos reconocer ese sentimiento de necesidad de reafirmación en los amigos, una edad en la que parece que se puede hacer cualquier cosa casi sin tener repercusiones. Llama mucho la atención, o al menos a mí me ha pasado, que los protagonistas parecen ser muy infantiles en algunas cosas, como respecto a las chicas, o al ajetreo político, y sin embargo, hacen cosas de una manera natural que pueden sorprendernos, como pasar los fines de semana viajando a otras ciudades los dos solos. En general, casi se puede sentir que una está con ellos sentada en el vagón del tren, viajando por la selva negra, por sus bosques umbríos que huelen a setas y a soledad.

Fred Uhlman nació en Stuttgart, al igual que los protagonistas de su obra, en 1901. En 1933 se verá obligado a abandonar Alemania, siendo abogado social-demócrata. Vivió en París, en España y finalmente en Londres, donde morirá en 1985. Dedicó su vida a la pintura, y ‘Reencuentro’ será una de sus pocas herencias literarias.

Arthur Koestler, el prologuista de esta edición, dijo en 1977 que se trataba de ‘una pequeña obra maestra’, y yo lo corroboro. No sólo es hermosa la historia de la amistad entre Hans y Konradin, sino que también es hermoso el sentimiento del padre de Hans, por ejemplo, que combatió por Alemania en la I Guerra Mundial, para quien la simple idea de abandonar su país resulta monstruosa. ‘Reencuentro’ no ahonda en los horrores del holocausto, ni mucho menos, pero sí se adentra en el dolor del exilio, de esas personas que ven como, poco a poco, sus vecinos, sus compañeros de trabajo, sus amigos, se vuelven contra ellos como una marea imparable. Que ven en ellos diferencias insalvables casi de la noche a la mañana y no pueden hacer nada para evitarlo o convencerles de lo contrario.

Recomiendo vivamente este libro, aunque es verdad que se lee en un suspiro. Yo aproveché un día de descanso para relajarme y leer tranquilamente, que últimamente todo son prisas y agobios. También influye mucho el precio, 6’95 euros, y el formato de bolsillo, que lo hace ideal para trayectos cortos en metro o, porque no, tal y como lo hice yo, tirada en el sofá de casa y completamente relajada. Eso es vida.

Y así pasaron los días y los meses sin que nada perturbara nuestra amistad. Desde fuera de nuestro círculo mágico llegaban rumores de conmoción política, pero el ojo de la tormenta estaba lejos: en Berlín, donde, según las informaciones, se producían choques entre nazis y comunistas. Stuttgart parecía el lugar tranquilo y sensato de siempre. Es cierto que de cuando en cuando se producían pequeños incidentes. Aparecían svásticas en las paredes, hostigaban a un ciudadano judío, apaleaban a unos pocos comunistas, pero la vida en general se desarrollaba como de costumbre.

Tusquets Colección Maxi 122 páginas ISBN: 978-84-8383-555-5 6'95 euros

Más información | Ficha en Tusquets

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio