Compartir
Publicidad

'Roma sub rosa' de Steven Saylor, novela policiaca en la Roma republicana

'Roma sub rosa' de Steven Saylor, novela policiaca en la Roma republicana
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Steven Saylor se ha ganado un sitio en las estanterías de novela histórica gracias a su serie Roma sub rosa. Tanto es así que su última novela, Roma. La novela de la Antigua Roma, que es independiente a la citada serie, contó con campaña publicitaria propia, con su mobiliario específico y demás parafernalia.

En 'Roma sub rosa' seguimos los pasos de nuestro narrador, Gordiano el Sabueso, una especie de investigador privado que es contratado para resolver casos de lo más enrevesado durante los últimos años de la República romana. Tras él nos introduciremos en las 'dos romas': la de los grandes nombres, como Marco Craso, Cicerón o Pompeyo Magno, y la de los anónimos esclavos; la de las mansiones del Palatino y la de los prostíbulos de la Subura; la de las grandes conspiraciones y la de las puñaladas en un callejón. 'Roma sub rosa' está editada por Booket (perteneciente al Grupo Planeta) y nadie mejor que su autor para explicar el significado de su nombre:

En el antiguo Egipto, la rosa simbolizaba al dios Horus, considerado después por griegos y romanos como el dios del secreto. De aquí surgió la costumbre de poner una rosa en las asambleas para indicar que todos los reunidos estaban obligados a guardar silencio. Por eso hoy la expresión sub rosa ("bajo la rosa") se aplica a lo que se desarrolla en secreto. En consecuencia ROMA sub rosa quiere decir historia secreta de Roma, o historia de los secretos de Roma, contada desde el punto de vista Gordiano.

La serie está compuesta por diez novelas que transcurren desde la dictadura de Sila (80 a.C.) hasta el magnicidio de Julio César (44 a. C.) y dos colecciones de relatos cortos situados entre el primer libro y el segundo y entre éste y el tercero. La primera novela es Sangre romana y en ella Gordiano nos narra su primer gran caso, cuando es contratado por un joven y prometedor abogado llamado Marco Tulio Cicerón.

Las prescripciones de Sila ya habían llegado a su término pero seguían rodando cabezas. Una de ellas la de Sexto Rocio el viejo, un rico terrateniente del norte asesinado en una de sus noches de jarana. El único acusado es su propio hijo, Sexto Rocio el joven, con el que no tenía una buena relación, hecho que era vox populi en las calles de la ciudad eterna. El parricidio era un crimen especialmente denostado por la sociedad romana y el castigo para los culpables extremadamente cruel. Ningún abogado importante quería hacerse cargo de ese caso, así que el asunto cayó en manos de un Cicerón ávido por un ocasión que le permita demostrar su inmensa valía. Pero, sabiamente consciente de sus limitaciones, decide contratar a Gordiano.

Gordiano, al que llaman el Sabueso, es un ciudadano libre que vive en la Subura, barrio especialmente corrompido por los vicios de una república que agoniza, que convive con Bethesda, una esclava adquirida en Alejandría que para él es mucho más que una empleada doméstica. Tiene treinta años (cuando comienza 'Sangre romana'), sabe leer (y lo hace con asiduidad) y escribir; tiene cierta cultura, saber estar y es respetuoso con las viejas costumbres romanas. Se relaciona con todo tipo de personas, desde los más desdichados del inframundo romano hasta los patricios de la más alta cuna.

250.jpg
Mas por lo que más destaca, su cualidad más importante, es su sagacidad. Sus ojos reparan donde los demás ni los posan y sigue las pistas con un instinto innato al que se une su excelente capacidad deductiva. Llega donde los demás no llegan pero siempre trabaja con la misma ética con la que vive, procurando no pasar por encima de nadie y respetar a todo el que lo merezca.

'Roma sub rosa' puede parecer una serie de novelas históricas pero ante todo es literatura policiaca. Lo esencial es el caso que el Sabueso investiga y muchos de ellos podrían considerarse atemporales. Pero también tiene mucho del género histórico: Steven Saylor conoce al dedillo la Roma del último siglo de la era pre-cristiana y nos la cuenta con gran habilidad, haciéndonos sentir dentro de ella sin machacarnos con esas largas descripciones que se ahogan en sus propios detalles, tan de moda últimamente. Estamos pues ante una estructura en la que Gordiano es el centro alrededor del que gravitan dos anillos concéntricos llamados subgénero policiaco e histórico.

Steven Saylor (que también se ha dedicado a la ficción erótica gay bajo el seudónimo Aaron Travis) tiene un estilo sencillo y directo, no se pierde en intrincados artificios y, como ya dije, sus descripciones son detalladas pero sin acercarse a lo absurdo.

Desarrolla los misterios del caso con pericia, manteniendo hasta el final una intriga que se sustenta de incógnitas sin resolver. Pero al contrario que muchos autores del género negro mucho más famosos y ricos, no cae en la tentación de crear desenlaces en los que el caso se resuelve casi milagrosamente y se nos explica con intrincadas razones al servicio del ego del autor y no de la propia historia. No será la novela policiaca con más pedigrí que puedes leer, ni el mejor retrato histórico de la Roma republicana, pero, como si fuera un pastor alemán, aprueba con nota en todo, no decepciona a nadie y gusta a todo el mundo.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio