Compartir
Publicidad

Sergio Parra. Jitanjáfora.

Sergio Parra. Jitanjáfora.
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Si la magia no existe ¿Tiene sentido una escuela de hechiceros? Esto es lo que tendrán que descubrir Conrado Marchale, un heroinómano que intenta dejar las drogas y Adolfo Figueredo, un ratón de biblioteca con ganas de descubrir el mundo carnalmente. Después de acudir a un falso estudio de mercado se verán transportados, tras sufrir una dura iniciación, a una de las mejores escuelas de magia del mundo. Cual Harry Potters talluditos deberán aprender Cinesiología, Egocentria, Temperación e incluso como manejar una varita mágica. Es importante ponerse a punto antes de la tradicional competición entre los dos grupos de la escuela; el Mencorp. No hay que olvidar que el Enemigo acecha.

Con el esquema del hechicero juvenil más famoso de la década, Sergio Parra construye una entretenida novela donde los hechizos son lo de menos, y lo importante es lo que podemos llegar a descubrir sobre nosotros mismos. Las asignaturas de la escuela de Salzburgo son tan extravagantes como divertidas pero no por ello menos útiles; servirán a Conrado para averiguar si es alguien especial o sólo un Don Nadie.

Desintoxicación segura de empachos mágicos. No dejar al alcance de los niños.

Enlaces: Jitanjáfora, Sergio Parra

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio