Compartir
Publicidad

'Si supieras que nunca he estado en Londres, volverías de Tokio', el debut de María Sirvent

'Si supieras que nunca he estado en Londres, volverías de Tokio', el debut de María Sirvent
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ayer mismo se puso a la venta Si supieras que nunca he estado en Londres, volverías de Tokio, título larguísimo para la que es la primera novela de María Sirvent. Se trata de una novela corta, apenas ciento ochenta y cuatro páginas (ya sabéis, de esas que tanto me gustan a mí), está editada por El Aleph Editores y su precio son 17 euros. La verdad es que lo veo un precio algo excesivo para venir presentado en rústica con solapas, pero el precio de las novedades es un tema del que ya hablaremos largo y tendido en otra ocasión.

Ágata Ponce acude cada día a su trabajo con la esperanza de que la echen, incapaz de abandonar su puesto de trabajo ella misma. Pero eso no ocurre nunca porque su jefa es una buena persona. Aún así, se pasa la jornada laboral escribiendo mails a su ex, un guitarrista que ahora vive en Tokio. Divertida y mordaz, tierna y cruel al mismo tiempo, tanto con ella misma como con los que la rodean, Ágata Ponce simboliza el malestar laboral y sentimental que vive la mayoría de la gente en estos días.

Os voy a decir la verdad. Me ha llamado la atención este libro por esta frase de su protagonista:

Llevo meses haciendo méritos y no veo la hora, Jochi, no la veo. No puedes hacerte una idea de lo difícil que es irte de los sitios en los que no quieres estar, de la paciencia injustificada que me está demostrando mi jefa.

María Sirvent nació en 1980 en Andújar, pero ha vivido en diferentes puntos de la geografía española. De hecho, ahora mismo vive en Barcelona, donde se dedica al marketing y a la publicidad. Esta es su primera novela y aunque se puso a la venta ayer mismo, ya se ha granjeado las críticas positivas de gente como Ray Loriga o Alfredo Bryce Echenique.

Sé que tal y como está el patio con el tema laboral, no es para reírse, pero creo que esta misma situación la hemos vivido alguna vez. Tienes trabajo, sí, pero no en las condiciones que querrías. Pero claro, con la que está cayendo, a ver quién se moja... Así que esperas. Y esperas, muchas veces, que lo que tú no tienes valor para hacer lo hagan tus jefes. Creo que en algún momento de nuestra vida nos sentimos identificados con esta sensación.

Lo poco que he leído sobre el libro me ha gustado. La novela promete un fiel retrato de esa generación que aún es joven pero no termina de ser adulta, entre divertida y pesimista. Ya veremos si lo cumple.

Más información | Ficha en El Aleph Editores En Papel en Blanco | Tilman Rammstedt nos cuenta 'Un cuento chino'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio