Compartir
Publicidad

¿Escuchamos un poema? Francisco de Quevedo

¿Escuchamos un poema? Francisco de Quevedo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Vuelvo a uno de mis autores favoritos del Barroco, Francisco de Quevedo, en este caso para traer los versos del conocido poema ¡Ah de la vida! ¿Nadie me responde?.

Se trata de un hermoso soneto que muestra el lado más sombrío y pesimista del autor, que pregunta desesperado por la vida y no recibe respuesta. El paso del tiempo en un suspiro, la inexistencia del ahora, el cansancio vital, la locura, la vejez...

Todo provoca en el yo poético una reflexión tétrica que le hace aunar el nacimiento y la muerte (pañales y mortaja) en una vida que se escapa al presente discurriendo indefectiblemente hacia el fin. El único "ahora" de la persona, entre esos 2 momentos, no son más que sucesiones de difunto.

La brevedad de la vida parece menos grave si escuchamos una musicalización de estos versos, acompañados del sonido de la guitarra. Aquí os dejo la letra del poema donde

Represéntase la brevedad de lo que se vive y cuán nada parece lo que se vivió

"¡Ah de la vida!" ... ¿Nadie me responde? ¡Aquí de los antaños que he vivido! La Fortuna mis tiempos ha mordido; las Horas mi locura las esconde. ¡Que sin poder saber cómo ni adónde, la salud y la edad se hayan huído! Falta la vida, asiste lo vivido, y no hay calamidad que no me ronde. Ayer se fue; mañana no ha llegado; hoy se está yendo sin parar un punto; soy un fue, y un será y un es cansado. En el hoy y mañana y ayer, junto pañales y mortaja, y he quedado presentes sucesiones de difunto.

Vía | Reverdecer En Papel en Blanco | ¿Escuchamos un poema? Rubén Darío En Papel en Blanco | La celda donde murió Quevedo, y un soneto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio