Compartir
Publicidad

José Emilio Pacheco recibió el Premio Miguel de Cervantes

José Emilio Pacheco recibió el Premio Miguel de Cervantes
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta ha sido una semana muy intensa para el poeta mexicano José Emilio Pacheco, quien esta mañana recibió de manos de los Reyes de España el Premio ‘Miguel de Cervantes’ 2009. La crítica ha resaltado, en primer lugar, la humildad de Pacheco. Humildad de un grande cuya sabiduría y sensibilidad ubica entre las principales voces de la literatura de México y que hoy es reconocido con el máximo galardón de las letras iberoamericanas.

En su discurso honró a quien da el nombre al premio y dijo que le habría gustado que éste hubiera sido justamente para Cervantes quien, como sabemos no recibió en vida reconocimientos de este tipo por su obra, y añadió:

Nada de lo ocurre en este cruel 2010 (de los terremotos a la nube de ceniza, de la miseria creciente a la inusitada violencia que devasta países como México) era previsible al comenzar el año. Todo cambia, todo se corrompe, todo se destruye, sin embargo, en medio de la catástrofe siguen en pie, y hoy como nunca son capaces de darnos repuestas, el misterio y la gloria del Quijote

José Emilio Pacheco nació en Ciudad de México en 1939. Estudió en la Universidad Nacional Autónoma (UNAM) donde también se inició como escritor al formar parte de la revista Medio Siglo. Ha sido también traductor y editor, formando parte de varias revistas literarias. Es considerado parte de la Generación del 50 entre quienes están también: Carlos Monsiváis, Eduardo Lizalde, Sergio Pitol, Juan Vicente Melo, Vicente Leñero, Juan García Ponce, Sergio Galindo y Salvador Elizondo.

A Pacheco se le conoce y celebra en primer lugar como poeta, género en el cual ha publicado títulos como ‘Los elementos de la noche’, ‘El reposo del fuego’, ‘Islas a la deriva’, ‘Ciudad de la memoria’, ‘Como la lluvia’ y ‘La edad de las tinieblas’. Su poema Alta traición es uno de los más importantes e impactantes de la literatura mexicana, con una marcada influencia sobre a juventud:

No amo mi patria.

Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
-y tres o cuatro ríos.

Hoy entra definitivamente en el panteón literario iberoamericano, luego de haber recibido múltiples reconocimientos entre los cuales se cuentan el Premio Xavier Villaurrutia (1973), el Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo (2003), el Premio Alfonso Reyes (2004), el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda (2004) y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2009).

Apostemos ahora por el Nobel y que le acompañe siempre la libertad, como hasta ahora. La libertad de la escritura, la de seguir escribiendo, como él mismo afirmó:

Cuando empecé a escribir no pensaba en publicar en Tusquets, ni en recibir el premio Reina Sofía, ni el Cervantes. Por eso actuaba con gran libertad, porque no tenía ninguna esperanza más que la de seguir escribiendo.

Vía | El Universal.mx
Más información | El País
Más información | El discurso de José Emilio Pacheco al recibir el Premio Cervantes (pdf)
En Papel en Blanco | José Emilio Pacheco, Premio Cervantes 2009

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio