Compartir
Publicidad

'Mediterráneo' de Joan Manuel Serrat, una extraordinaria oda de un poeta a su mar (II)

'Mediterráneo' de Joan Manuel Serrat, una extraordinaria oda de un poeta a su mar (II)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Joan Manuel Serrat escribe canciones que son poemas acompañados de música. Mayoritariamente crea sus composiciones atendiendo a unas normas en relación a la rima, la métrica y la prosodia, algo cada día menos habitual en el mundo de la música. Podría decirse que le queda pequeña la etiqueta de cantautor; sería más acertado pensar en él, con un velo contemporáneo, como rapsoda.

Mediterráneo está compuesto por 12 estrofas de tres sílabas que podríamos llamar, siendo un poco elásticos, tercetillos, y 6 pareados, repitiendo cuatro veces la estructura 3-3-2. La versificación es isosilábica con la excepción del imparisílabo ‘A tus atardeceres rojos’, que tiene una sílaba más que el resto, octosílabos todos ellos. Para que resulte más sencillo entender mi análisis he redistribuido los versos de modo diferente (podéis ver el original en el primer post):


Quizá porque mi niñez (-)

sigue jugando en tu playa, (a)

y escondido tras las cañas (a)
duerme mi primer amor, (b)
llevo tu luz y tu olor (b)
por donde quiera que vaya, (a)

y amontonado en tu arena (c)
guardo amor, juegos y penas. (c)

Yo, (-)

que en la piel tengo el sabor (-)
amargo del llanto eterno, (d),

que han vertido en ti cien pueblos
de Algeciras a Estambul, (e)
para que pintes de azul (e)
sus largas noches de invierno. (d)

A fuerza de desventuras, (f)
tu alma es profunda y oscura. (f)

A tus atardeceres rojos (g)
se acostumbraron mis ojos (g)
como el recodo al camino. (h)

Soy cantor, soy embustero, (i)
me gusta el juego y el vino, (h)
tengo alma de marinero. (i)

¿Qué le voy a hacer, si yo (-)
nací en el Mediterráneo? (-)



Y te acercas y te vas (-)

después de besar mi aldea. (j)

Jugando con la marea (j)
te vas, pensando en volver. (k)
Eres como una mujer (k)
perfumadita de brea, (j)

que se añora y que se quiere, (l)
que se conoce y se teme. (l)

Ay… (-)

Si un día para mi mal (m)
viene a buscarme la parca, (n)

empujad al mar mi barca (n)
con un levante otoñal (m)
y dejad que el temporal (m)
desguace sus alas blancas. (n)

Y a mí enterradme sin duelo (ñ)
entre la playa y el cielo… (ñ)

En la ladera de un monte (o)
más alto que el horizonte, (o)
quiero tener buena vista. (p)

Mi cuerpo será camino, (q)
le daré verde a los pinos (q)
y amarillo a la genista… (p)

Cerca del mar, porque yo (-)
nací en el Mediterráneo… (-)


Cambio la versificación original por una estructura 2-4-2, 2-4-2, 3-3-2, que se repite una segunda vez. Escojo esta estructura atendiendo al ritmo que impone la música, provocando que, entre el segundo y el tercer verso, el poeta haga una pausa versal que aísla al tercer verso y lo une, en encabalgamiento abrupto, al siguiente tercetillo. Ésto se repite tres veces más a lo largo de la canción, pero mantengo dos grupos de tercetillos que Serrat canta seguidos respondiendo al cambio rítmico de la música.

Así pues hablamos de que el poema se forma por dos grupos de “pareado-redondilla-pareado”, con los pareados de rima libre, asonante o consonante según el caso, y las redondillas de rima más bien asonante, y dos tercetillos, de rima consonante, que acaban con dos versos que pueden considerarse lo más parecido que hay en la canción a un estribillo: “(...) nací en el Mediterráneo”.

Repárese en que no sólo la música apoya esta distribución, sino que existen otros marcadores, como la rima, que en los tercetillos que mantengo es consonante, frente a la asonancia de las redondillas y la libertad de los pareados. También los dos versos sueltos, “Yo” y “Ay”, que aparecen conectados con los siguientes y situados en anacrusa musical, están situados justo entre las dos parejas de estructuras 2-4-2. Y esos pareados que entendemos como pseudo-estribillos cierran cada uno de los dos grupos.

Pero lo que me ha empujado empujado definitivamente a esta reorganización ha sido la prosodia. En medio de la autopsia que le hice a la canción me encontré con algo que no se ve desde fuera, una pauta que aparece y desaparece de un modo quizá inconsciente hasta para el compositor, pero que sin duda alguna responde a la propia música interna que tiene el poema. En las estructuras que me ha dado por llamar 2-4-2 nos encontramos con muchas 5ª sílabas átonas que reciben una mayor acentuación (subrayadas en el texto), algunas veces por encima de las tónicas naturales. Esto es: pronombres átonos, preposiciones, sinalefas varias, etc… que reciben una acentuación que no merecerían en una lectura a capella, pero que sí reciben al cantar la canción.

No en vano, en el único verso que se repite, ‘nací en el Mediterráneo’, también la 5ª sílaba (‘di’) es acentuada siendo átona. Sería estéril tratar de discernir por qué razón se da esta curiosidad: como ya dije, tiene que ver con la música interna del poema pero también tiene mucho que ver el propio estilo de Joan Manuel como cantante, algo que a buen seguro tendrá muy en cuenta su Yo-Poeta durante la creación.

Tras estas primeras consideraciones formales, en el siguiente post trataré de su contenido, sumergiéndonos en el significado de sus versos para empaparnos con su inmensa belleza.

En Papel en Blanco | ‘Mediterráneo’ de Joan Manuel Serrat, una extraordinaria oda de un poeta a su mar (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio