Compartir
Publicidad

Rosalía de Castro, la voz de un pueblo (y II)

Rosalía de Castro, la voz de un pueblo (y II)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Rosalía de Castro fue muy poco valorada en sus tiempos fuera de Galicia. En el resto del Estado el Romanticismo y el Realismo dominaron el siglo XIX. Primero Bécquer, Larra o Espronceda y después Galdós, Clarín o Valera fueron los autores más leídos y Rosalía, que no fue ni romántica (aunque escribió algunas obras de corte romántico) ni realista, se vio injustamente ensombrecida.

En 1876 Rosalía recibió un duro golpe en su ya de por sí débil ánimo: su séptimo hijo, Alejandro, de tan sólo dos años, muere por una caída en un accidente doméstico. Sólo un año después da a luz a Valentina, que nace sin vida. Estos dos terribles acontecimientos sumieron a Rosalía en una profunda crisis vital que ya nunca le abandonó.

En 1880 publica en La Habana un nuevo poemario en gallego, Follas Novas, que en un principio fue concebido como una continuación de ‘Cantares Gallegos’. De hecho, el 40% de los nuevos poemas tienen afinidad con el texto publicado en 1863, mientras que el resto presentan un diferente espíritu poético, motivado por el alejamiento de su tierra, las desgracias familiares y sus dolencias físicas y mentales.

Estamos, por lo tanto, ante una poética que ahonda en sus más profundos sentimientos, en su inabarcable dolor, en sus miedos, en la morriña, y que tiene por horizonte la frontera del propio ser. El poema que mejor expresa el alma rosaliana y, con ella, la de toda Galicia, tan injustamente maltratada durante siglos es Negra Sombra (aquí, la traducción al castellano):

Cando penso que te fuches, Negra sombra que m’asombras, Ô pe d’os meus cabezales Tornas facéndome mofa. Cando maxino qu‘ês ida N’o mesmo sol te m’amostras, Y eres a estrela que brila, Y eres o vento que zoa Si cantan, ês tí que cantas, Si choran, ês tí que choras, Y-ês o marmurio d’o rio Y-ês a noite y ês a aurora En todo estás e ti ês todo Nin m’abandonarás nunca, Pra min y en min mesma moras, Sombra que sempre m’asombras.

‘Follas Novas’ supone la ontología de Rosalía, que se desnuda emocionalmente, desahogando su corazón sin intenciones filosóficas o didácticas y haciéndolo desde un plano metafísico. A pesar de que escribió sus obras más importantes en gallego (‘Cantares Gallegos’ y ‘Follas Novas’), sólo publicó una obra más en dicha lengua: un libro de cuentos titulado Contos da miña terra (1864).

En castellano compuso nueve obras en prosa y tres en verso, entre las que siempre ha destacado En las orillas del Sar (1884), la última de sus obras publicadas antes de morir. Sus versos intimistas y su pureza de formas la sitúan al lado de Bécquer como los poetas que introdujeron la modernidad (tanto en las ideas, la forma o la experimentación rítmica) en la literatura española decimonónica.

Vivió sus últimos años, enferma y amargada, en Padrón, en una casa alquilada por la familia conocida como la ‘Casa da Matanza’, que ahora es su casa-museo. Muere de cáncer en 1885 y es enterrada en el camposanto de Andina, pero desde 1891 descansa en el Panteón de Galegos Ilustres, en la iglesia de San Domingos de Bonaval (Santiago de Compostela).

Sus últimos instantes de vida los conocemos gracias a una narración de González Besada:

Recibió con fervor los Santos Sacramentos (…) Encargó a sus hijos que quemasen los trabajos literarios que, reunidos y ordenados por ella misma, dejara sin publicar, dispuso ser enterrada en el cementerio de Adina, y pidiendo un ramo de pensamientos, su flor predilecta, nada más se las acercaron a los labios, sufrió un ahogo que fue el comienzo de su agonía. Delirante, y nublada la vista, le dijo a su hija Alejandra: ‘Abre esa ventana, que quiero ver el mar’, y cerrando los ojos para siempre, expiró.

Un final que es poesía pura: desde Padrón no se ve el mar. Para terminar, os invito a que veáis este vídeo en el que Luz Casal interpreta ‘Negra Sombra’, acompañada por un pianista, que pone los pelos de punta hasta al más insensible.

Sitio Oficial | Fundación Rosalía de Castro
Vídeo | Youtube
En Papel en blanco | Rosalía de Castro, escritora a pesar de todo, Rosalía de Castro, la voz de un pueblo (I)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio