Compartir
Publicidad

Convocan el premio mejor dotado de novela histórica de España

Convocan el premio mejor dotado de novela histórica de España
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La novela histórica es el corredor de fondo del mercado editorial. Aunque en los últimos años casi todas las editoriales han apuntado hacia el público infantil y juvenil intentando, hasta la fecha con éxitos parciales, recrear el fenómeno Harry Potter, la novela histórica no ha dejado un sólo instante de vender. Casos como el de Los pilares de la tierra de Ken Follet llevaron a acuñar un nuevo término, el de "long-seller" frente a "best-seller": un libro que no sólo es un boom de temporada sino que prolonga su atractivo y buenas cifras a lo largo de los años.

Un producto tan interesante no puede ir sin incentivos. Por eso, CajaGranada y la editorial Random House Mondadori convocan la primera edición del Premio CajaGranada de Novela Histórica, que se convierte en el cuarto premio literario más generoso de España al estar dotado con 180.000 euros. Según establece la convocatoria, las base del premio se divulgarán durante el primer trimestre del año y se fallará cada primer viernes de marzo. Las obras tendrán que estar escritas en castellano y tener una extensión mínima de 150 páginas. Pueden participar autores de cualquier nacionalidad; según los convocantes, hasta el mismísimo Valerio Massimo Manfredi se ha interesado.

Según el consejero delegado de Random House Mondadori, Riccardo Cavallero, el Premio CajaGranada de Novela Histórica será un galardón muy selecto. Contará con un jurado formado por tres expertos culturales y dos delegados de las intituciones convocantes, que tendrán que pesar en una mano el análisis histórico en profundidad y en la otra que al final hay que divertirse leyendo la historia.

Si tuviera que dar un consejo para escribir novela histórica sería el siguiente: lean y viajen. No hace falta más. Pero hagánlo en serio. Leánlo todo sobre la época que trabajan, la macrohistoria de los reyes y las batallas y la microhistoria de lo cotidiano, las pequeñas noticias, las vidas anónimas. Pero lean también lo que leían los hombre de aquella época, recorran los mismos caminos, respiren los mismos vientos, saboreen los mismos alimentos, descansen a la sombra de las mismas piedras. Una vez que tengan en su interior este mundo recreado en ideas y sensaciones, escriban su historia. No "una historia de la época", sino su misma historia a través de los ojos de un Yo pretérito y reencontrado, y con su misma y antigua voz.

Y si no son capaces o no les apetece, hagan algo con Templarios. Templarios y Masones. Mal que bien, eso siempre cuela.

Vía | Yahoo! Noticias

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio