Compartir
Publicidad

Cultura anula el último Premio Nacional de Traducción

Cultura anula el último Premio Nacional de Traducción
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

El curso de los premios sigue su rumbo pero de vez en cuando se dan acontecimientos demasiado sonados como ha sido el caso del Premio Nacional de Traducción 2016, cuyo fallo, anunciado ayer por la tarde, fue anulado pocas horas después.

El jurado del premio decidió concedérselo a Luis Baraiazarra, fraile carmelita vasco por su traducción al euskera de las obras completas de Santa Teresa de Jesús, una de las figuras literarias y místicas más relevantes del siglo XVI. Tras el anuncio por parte del jurado y cuando el agraciado llevaba toda la tarde concediendo entrevistas, desde el Ministerio de Cultura le llamaron para comunicarle que el fallo había sido revocado.

Al parecer, a la hora de revisar el fallo, se dio cuenta de que, por muy buena intención que tuviera el premio y muy bueno fuera el trabajo del traductor, este incumplía las bases. Estas imponen que debe ser una traducción desde una lengua extranjera y, lamentablemente, Teresa de Cepeda y Ahumada escribía en castellano.

Al Premio Nacional a la Mejor Traducción optarán las obras literarias traducidas de cualquier lengua extranjera a cualquiera de las lenguas españolas por traductores españoles, editados en España en su primera edición entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2015, que hayan cumplido los requisitos legales para su difusión

Ahora bien, vale que el fallo fuera erróneo desde el principio, pero el debate tendría que ser si no es hora de cambiar las bases del Premio Nacional de Traducción, ya que la traducción no entiende de fronteras. ¿Acaso no se invierten los mismo medios, tiempo de trabajo y técnicas traduciendo un texto del inglés al castellano que de este al euskera y viceversa?

Vía | El País
En Papel en Blanco | Premios Nacionales

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos