Compartir
Publicidad

Investigan una filtración en el jurado del Nobel

Investigan una filtración en el jurado del Nobel
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si de algo se vanagloria últimamente el jurado del premio Nobel de Literatura (lo hemos oído de boca de su propio presidente) es de desmentir todas las cábalas y elegir ganadores que no están en ninguna quiniela. Ya comentaba Luisfer que el Nobel a Le Clézio no se lo esperaba nadie, ni el propio galardonado ni los académicos de su país. Sin embargo ha salido a la luz un detalle inquietante que evidencia que un gran número de personas sabía un día antes del anuncio oficial el nombre del ganador. ¿Es esto grave? Sí, si implica estafa.

Como ya comentaba Juliana, las apuestas sobre el ganador del Nobel de literatura mueven cada año un ingente capital. Y a la cabeza se encontraba Claudio Magris. Sin embargo, el miércoles 8 la casa londinense Ladbrokes empezó a recibir un torrente de apuestas a favor de Le Clézio, que no estaba ni tan siquiera entre los diez favoritos. En poco tiempo el valor de la apuesta por el escritor francés había pasado de 15/1 a 2/1, lo que hizo sospechar a Ladbrokes y cerrar la puja.

En la Academia Sueca han abierto una investigación interna para determinar de dónde pudo provenir la filtración. El presidente Horace Engdahl descarta que se trate de uno de los académicos, pero reconoce que la cosa pinta mal. Y es que podría no ser la primera vez que ocurre, ya que al parecer las casas de apuestas se encontraron con fenómenos similares en 2003 y 2006 con los premios a Coetzee y Pamuk respectivamente.

Un nuevo hecho insólito, en fin, que se suma a la retahila de extraños acontecimientos que han rodeado a esta edición. Empezando por la sorprendente y violenta tirada de Engdahl atacando a la literatura americana en detrimento de la europea, para después entregar un premio que ha descolocado a todo el mundo.

Mal está que el jurado del Nobel haya dado lugar a sospechas de parcialidad, pero es aún peor que cobije un negociete de especulaciones. El Nobel será siempre el Nobel y por encima de él no hay nada, pero son hechos así los que nos hacen preguntarnos hasta qué punto merece la mistificación que le acompaña.

Vía | Yahoo! Noticias En Papel en Blanco | Se anuncia el Premio Nobel de Literatura 2008 con sorpresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio