Compartir
Publicidad

Leonardo Padura ha ganado el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015

Leonardo Padura ha ganado el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este día ha comenzado con una gran alegría, tanto en España como en el trópico caribeño, para los fanáticos de Leonardo Padura (La Habana, 1955). Y es que el conocido periodista y narrador cubano, creador del detective Mario Conde, ha agregado a sus múltiples reconocimiento literarios el Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015.

El jurado, estuvo presidido por Darío Villanueva Prieto, y estuvo integrado por Xosé Ballesteros Rey, Xuan Bello Fernández, Blanca Berasátegui Garaizábal, José Manuel Blecua Perdices, Luis Alberto de Cuenca y Prado, José Luis García Martín, Berna González Harbour, Álex Grijelmo García, Beatriz de Moura, Rosa Navarro Durán, Carme Riera i Guilera, Fernando Rodríguez Lafuente, Fernando Sánchez Dragó, Ana Santos Aramburo, Sergio Vila-Sanjuán Robert, Juan Villoro Ruiz y José Luis García Delgado.

En el veredicto de este premio, otorgado, no por una obra en especial, sino por toda la obra, se define a Padura como "un autor arraigado en su tradición y decididamente contemporáneo; un indagador de lo culto y lo popular; un intelectual independiente, de firme temperamento ético". Y es que una de las cosas que más llama la atención de este autor es su universalidad y su temple crítico que se pone de manifiesto en sus escritos.

Leonardo Padura se dió a conocer en 1991con la novela Pasado perfecto con la que inicia la saga del investigador Mario Conde, integrada, entre otras, por las novelas: Vientos de cuaresma (1992), Máscaras (1995), Paisaje de otoño (1998), Adiós, Hemingway (2001) y La neblina de ayer (2003).

Pero Padura es mucho más que un escritor de novelas policiales y en los últimos años ha sorprendido o, más bien, fascinado a sus lectores con dos novelas monumentales, de corte histórico, que son El hombre que amaba los perros (2009), basada en el asesinato de Trotsky por Manuel Mercader y Herejes (2013), ambas publicadas, como toda su obra, en Editorial Tusquets.

El Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015 se añade a los múltiples premios recibidos por Padura, entre los que cuentan: el Premio Café Gijón (1995), Premio Hammett de la Semana Negra de Gijón (1998 y 2006), el Premio Raymond Chandler (2009) Premio Francesco Gelmi di Caporiacco (2010) Prix Initiales (2011), el de la Crítica del Instituto Cubano del Libro (2011) y el Carbet del Caribe (2011). Ganó también Premio Nacional de Literatura (Cuba, 2012) y Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza (2014) y en 2013 le fue concedida la Orden de las Artes y las Letras de Francia.

Nada de esto cambia el temple sencillo de este autor quien, para sorpresa de muchos, insiste en permanecer en su ciudad natal (alternando siempre con estadías en España, país que le otorgó la nacionalidad hace unos cuantos años). Al conocer el veredicto escribió:

Quiero expresar mi enorme gratitud por este gran honor que asumo como reconocimiento a tantos años de trabajo.

Agradecimiento a los años de trabajo y a la seriedad con la que asume el compromiso histórico de la literatura. A mi, en lo personal, me tiene atrapada con Herejes, una novela en la que un cuadro de Rembrandt es el pivote para un transcurrir histórico entre Europa, América, judaismo y catolicismo, del que nadie sale incólume. Pero a ello, otra entrada.

¡Bravo, maestro!

Vía | Fundación Princesa de Asturias

Más información | Veredicto Premio Princesa de Asturias de las Letras 2015

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio