Compartir
Publicidad

'Brillante como una cacerola', Amélie Nothomb

'Brillante como una cacerola', Amélie Nothomb
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya os comenté una vez lo mucho que me gusta Amélie Nothomb. Si bien hace nada se publicaba en España su último libro, en esta ocasión he leído Brillante como una cacerola, una colección de cuentos dirigidas al público juvenil que tiene muchísimo más éxito entre gente más o menos adulta como yo. ¿La razón de la elección? Son cuentos muy cortos y no tenía nada para leer durante la comida en el trabajo, así de sencillo.

La verdad es que desde que se puso a la venta, hace ya un año, le tengo ganas a esta selección de relatos. Sí, un año es mucho tiempo, pero salen tantas novedades al cabo del mes y mi tiempo es tan limitado, que al final ocurren cosas como esta. Se trata de un libro muy, pero que muy corto. Poco más de noventa páginas y muchas ilustraciones de Kikie Crévecoeur, por lo que aún no me había servido el té de la sobremesa cuando ya lo había terminado.

‘Brillante como una cacerola’ consta de cuatro cuentos, a cual más extravagante y curioso. La importancia de la belleza sobre todas las cosas, un extraño políglota en el tren, un serial killer muy particular, y un referéndum para averiguar si Dios existe (o no) conforman una visión muy particular del mundo contemporáneo.

Leyenda quizá un poco china comienza como un cuento popular, pero pronto vemos que los personajes no se ajustan a lo que normalmente consideraríamos un cuento de hadas. La belleza, la envidia, la codicia y el amor se entremezclan para darnos en los morros con un final sorprendente y divertido.

El holandés ferroviario bebe de la leyenda del holandés errante, pero de una manera muy particular. En el trayecto en tren París-Bruselas, un anciano profesor recuerda una experiencia que le marcó sobremanera, y es que uno nunca sabe a quién va a encontrarse en un vagón de tren...

De mejor calidad nos cuenta la historia de Ernest Blouch, un asesino que quiere ser todo un entendido en su campo, por lo que pasará de importarle la cantidad a importarle la calidad... un cuento cruel y redondo. El menos es más, sinónimo del lujo, aplicado al asesinato.

La existencia de Dios nos habla de un referéndum a nivel europeo para comprobar la existencia de Dios. Una idea disparatada que traerá consecuencias impredecibles. Todo un canto a la tolerancia y a la hipocresía que rodea las religiones.

Un libro entretenido, cínico, cruel y maravilloso, que entretendrá a jóvenes y no tan jóvenes. Lo único malo, que se lee demasiado deprisa. Lo bueno, que no te importa releerlo una y otra vez. Amélie Nothomb, con su perspectiva tan personal y única de la civilización contemporánea, consigue arrancarnos más de una sonrisa mientras no podemos dejar de pensar lo buena que es. Un libro para desconectar del mundo durante un rato. Mientras comes, por ejemplo.

Aquello le hizo reflexionar. Lo que era válido para el vino podía serlo también para el asesinato. “Si mato menos mujeres, pero de mejor calidad, sin duda mi vida se volverá menos mediocre”. La resolución venía muy a mano; aquella misma tarde, Blouch no había encontrado nada mejor que estrangular a una vendedora de salchichas asadas en un centro comercial. De mejor calidad.

Alfaguara 96 páginas ISBN: 978-84-204-2158-2 13'50 euros

Más información | Ficha en Alfaguara En Papel en Blanco | ‘Ordeno y mando’, la nueva novela de Amélie Nothomb

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio