Compartir
Publicidad

Edición extendida

Edición extendida
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La velocidad de las cosas ha sido una de las joyas que el pasado año , como muchas de las obras de Rodrigo Fresán durante estos dos últimos años, ha tenido su edición ampliada en su edición portátil y ha confirmado la tendencia en el argentino de incluir deliciosas ediciones extendidas en cada nueva reedición, dejando siempre su obra abierta a extensiones posteriores.

La copia que ofrece DeBolsillo 21 incluye como añadido el relato Historia con monstruos y confirma lo que ya sabíamos: que el argentino es un genio y es el mejor autor en castellano que hay en el panorama actual. De una forma casi literal sus libros transgreden los géneros (y es el verdadero posmoderno, Vicente Luis Mora dixit) y suponen un doble reto: para el lector, al que se le exige algo más que el entretenimiento, y para el autor que se exige obra tras obra, cumbres más díficiles.

Como la Rayuela para Cortázar, como La vida: instrucciones de uso para Perec, La velocidad de las cosas es para su autor un libro interminable, si entendemos como interminable un libro que al abrirlo jamás se cerrara. Teorías, historias y una novela que se puede construir, la literatura como juego y el intelecto como principal arma.

Sumergirse en el exceso de estas páginas, con defectos perdonables (la voz narrativa es la misma pese a que no lo sea el personaje) pero aciertos memorables (su estructura a modo de muñecas rusas, su modélico uso del humor) que nos hacen olvidar al instante cualquier pequeña manía, esta edición extendida lo único que hace es esperar con más impaciencia, si cabe, la próxima obra de su autor que, intuyo, puede ser aún mejor.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio