Compartir
Publicidad
'Alex Colt. Cadete espacial' de Juan Gómez-Jurado y Fran Ferriz
Reseñas

'Alex Colt. Cadete espacial' de Juan Gómez-Jurado y Fran Ferriz

Publicidad
Publicidad

No es ningún secreto, a estas alturas, que me gustan mucho los libros infantiles y juveniles. Me da igual que sean clásicos o modernos, mientras tengan ese toque de fantasía que tanto me engancha. Siendo así, era inevitable que me dejara secuestrar por Juan Gómez-Jurado y Fran Ferriz (literariamente hablando, claro, aunque tampoco diría que no a tomarnos unas cervezas juntos) y su novela Alex Colt. Cadete espacial. ¿Una novela de ciencia ficción y aventuras juveniles? ¡Compro!

Alex Colt es un niño de doce años bastante esmirriado para su edad. Claro que su vida no ha sido nada fácil, y siendo huérfano ha ido pasando de casa de acogida en casa de acogida, sobreviviendo como puede e intentando escapar de los matones que, como bien dice el chaval, los hay en todos lados. Precisamente un día, huyendo de un grupo de matones que suele martirizarlo, se desvanece en el aire como si fuera cosa de magia.

Y, aunque no se lo cree mucho al principio, aparece en el interior de una gigantesca nave espacial llamada MADRE, que a su vez es una academia para formar a los pilotos de la Confederación Espacial. Allí se mezclan todas las razas posibles de un universo (casi) infinito y por primera vez en mucho tiempo la propia MADRE ha elegido personalmente a un nuevo estudiante, que no es otro sino Alex.

Así, Alex comenzará una nueva vida acompañado por amigos de razas imposibles, matones interestelares (porque de esos hay en todos lados, recuerda) y unas asignaturas que le permitirán conocer mejor la galaxia, mientras que se enfrentan al temible Zark, una fuerza primigenia que amenaza con todo el universo y que, por si fuera poco, puede tomar la forma de cualquier ser vivo.

En esta primera aventura de Alex Colt encontramos la típico historia de descubrimiento juvenil y aventuras, con referencias a sagas como Harry Potter, Ender o La guerra de las galaxias, además de muchas otras referencias ocultas que los más mayores podremos disfrutar gracias a los dibujos de Fran Ferriz. Una novela de aventuras que se lee en un suspiro y que engancha una barbaridad (doy fe) y que va a gustar por igual a los peques de la casa y a los adultos que no terminamos de crecer.

Juan Gómez-Jurado comienza aquí una saga galáctica de tintes clásicos que apunta a convertirse en todo un fenómeno. Ya había conseguido enganchar a los padres y ahora va a por los hijos, lo tiene todo pensado, y con libros así no me extraña que lo consiga. Por otra parte, Fran Ferriz es el encargado de dar vida a los personajes de la novela con sus ilustraciones y no solo recoge el espíritu de manera genial, sino que nos regala alguna que otra broma en forma de referencia.

'Alex Colt. Cadete espacial' me ha encantado y no puedo decir otra cosa. Tiene humor, acción, aventuras y amistad, por lo que creo que lo tiene todo para convertirse en una nueva saga de éxito con la que mantener entretenidos a niños y padres. La única pega que puedo ponerle es que la novela te deja, literalmente, mordiéndote los codos para ver qué va a ocurrir a continuación, y mucho me temo que tendremos que esperar para saberlo. ¡Espero que no tarden mucho!

El muchacho cayó desde lo alto del tobogán, pero nunca llegó a tocar el suelo. Y eso sorprendió bastante a los que lo empujaron. Buscaron al pie de la escalerilla, incluso removieron la arena polvorienta para ver si se había escondido allí debajo. Pero no encontraron nada.
—Nadie puede desvanecerse en el aire —dijeron.
Pero él lo había hecho.

Destino
Colección: Alex Colt
ISBN: 978-84-08-15402-0
352 páginas
13,95 euros

Más información | Ficha en Destino

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio