Compartir
Publicidad
'El as' de Arnold Bennett
Reseñas

'El as' de Arnold Bennett

Publicidad
Publicidad

Confieso que no conocía esta editorial, Palabrero Press, y sin embargo ya me ha enamorado. Con un sólo libro, fijaos si soy fácil... El libro es cuestión es El as de Arnold Bennett y es uno de esos clásicos ingleses en los que el humor y las aventuras están tan presentes en cada página que resulta imposible no caer rendida ante él. Todo un descubrimiento, en muchos sentidos.

Edward Henry Machin (más conocido como Denry, por eso de acortar tiempo) es el hijo de una costurera y nada en su nacimiento hizo pensar que estaban ante un ser especial. Sin embargo, tras copiar en un examen consigue una beca para estudiar en un prestigioso colegio y este hecho influye de forma tan positiva en él que acaba creyendo que la ha conseguido por méritos propios y que es, por tanto, una persona sumamente singular.

Esta íntima creencia le dará tal chute de confianza en sí mismo que Denry pasará el resto de su vida ideando maneras de sobresalir sobre el resto de ciudadanos, no sólo amasando una gran fortuna, también siendo artífice de divertidas ocurrencias que lo convertirán en todo un personaje. O, como bien dice el título, en un as, esa carta ganadora que todos queremos tener cerca.

'El as' es, como os podéis imaginar, una divertidísima novela en la que asistimos a las ocurrencias de Denry. Desde sus ideas para ser cada vez más rico sin tener que trabajar, hasta su búsqueda del amor, pasando por sus coqueteos con la política o con el periodismo. Denry no deja nada quieto y siempre está maquinando alguna idea descabellada para ser lo más de lo más, en todas las situaciones a las que se enfrenta a lo largo de su vida.

Arnold Bennett construye una divertida biografía de este singular personaje que no se rinde ante nada. Es curioso como Denry se autoconvence de que va a ser una gran persona, en todos los aspectos, y este convencimiento le ayuda a superarse a sí mismo y todas sus dificultades. Podríamos quedarnos con una visión buenrollista del tipo querer es poder y demás, pero es que, además, la novela es tremendamente divertida.

Arnold Bennett nació en Inglaterra en 1867. Estudió Derecho, pero luego se decantó por el periodismo, escribiendo para diferentes diarios y revistas femeninas. Más tarde se dedicó por completo a la escritura de novelas, cuyas historias ocurren siempre en The Potteries, una serie de ciudades que conforman un enclave industrial de la época en Inglaterra. Su obra más conocida es Cuento de viejas, que tengo que reconocer que lo tengo pendiente de lectura desde hace mucho, mucho tiempo.

Además de lo divertida que es la novela, una de las cosas que más me ha gustado de esta edición de Palabrero es que se trata de una edición bilingüe, es decir, que en el mismo tomo tenemos la edición original en inglés y la traducción al español. Personalmente me encanta la idea, porque suelo ser muy petarda para estas cosas y me gusta ver cómo es en el original esta o aquella expresión, pero es que además me ha sido muy útil en las clases de inglés. Vamos, que el libro lo tiene todo, todo. Un as, pero de verdad.

Denry no era ni intelectual ni muy trabajador, y habría sido bastante feliz como empleado en una fábrica de cerámicas si con doce años no le hubiesen concedido una beca en la escuela pública para continuar sus estudios en una institución privada. Su hazaña se debió más a la valentía que al conocimiento y más al azar que a la planificación.

Palabrero Press
Traducción: Esther Cruz
ISBN: 9789491953002
481 páginas
20,50 euros

Más información | Ficha en Palabrero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio