Compartir
Publicidad
'El misterio de la casa Aranda' de Jerónimo Tristante
Reseñas

'El misterio de la casa Aranda' de Jerónimo Tristante

Publicidad
Publicidad

Creo que a estas alturas de la vida todos estamos enganchados a una u otra serie de televisión. Yo reconozco que soy un poco caótica en este aspecto y lo mismo me pego un atracón de una serie en un fin de semana que no enciendo la tele en un mes. El último atracón ha sido Víctor Ros, una serie de TVE con un investigador español en el siglo XIX en Madrid, serie que adapta los libros y personajes de Jerónimo Tristante. El misterio de la casa Aranda es el primer capítulo y el primer título de la serie de libros, y allá que me fui a leerlo en cuanto pude.

Víctor se muda a Madrid con su madre desde Extremadura cuando es solo un niño. En la capital no es todo como se lo habían pintado así que mientras su madre se dedica a coser Víctor se convierte en todo un golfillo que roba a los transeúntes. Sin embargo, un día lo pillan y le ofrecen dos alternativas: o va a la cárcel o se reforma para convertirse en policía. Y el chico, que de tonto tiene poco, escoge la segunda opción.

Víctor Crece y se convierte en el subinspector más joven de Madrid, después de una complicada misión como agente infiltrado en Oviedo. Inteligente, observador y culto, Víctor es toda una promesa para la policía, cuyas anticuadas técnicas tendrá que sortear. Así, cuando aparezca un complicado caso en el que están implicadas fuerzas sobrenaturales y un misterioso ejemplar de la Divina Comedia de Dante Víctor necesitará de todo su ingenio para lograr resolverlo.

Víctor Ros es una suerte de Sherlock Holmes patrio, un personaje que se echaba de menos en la literatura de nuestro país y que viene a demostrar, una vez más, que no todo lo que viene de fuera es mejor. Con una narración ágil, una cuidada ambientación del Madrid de la época y una intriga que se mantiene hasta el final, 'El misterio de la casa Aranda' es una lectura ideal para aquellos a los que nos gustan los misterios góticos y los investigadores del siglo XIX.

Jerónimo Tristante nació en Murcia en 1969 y aunque ejerce como profesor de biología en un instituto de educación secundaria su verdadera pasión es la literatura. La serie de libros de Víctor Ros es su obra más conocida pero no es la única. También es autor de títulos como Crónica de Jufré, El tesoro de los nazarenos o 1969. La realización de la serie de televisión adaptando las aventuras de su personaje estrella lo ha convertido en un autor todavía más reconocido, cuyas obras se están traduciendo a otros idiomas.

'El misterio de la casa Aranda' se lee con gusto, dejándote llevar por un personaje carismático que enseguida tiene la simpatía del lector y una intriga que se va desvelando poco a poco. No es exactamente igual que la serie de televisión, ya os aviso, pero si habéis disfrutado de esta la novela no os va a defraudar. Más que recomendable para pasar un rato viajando hasta el Madrid más castizo del siglo XIX.

Lejos de amedrentarse, Víctor exhibía aquellos moratones, cicatrices y marcas como el que muestra una herida de guerra, lo que le hacía saberse temido por la vecindad y verse reconocido entre sus iguales en el mundo de los bajos fondos. Sus conocidos se apiadaban en los corrillos de la pobre doña Ignacia, quien sufría en silencio las correrías de su hijo, al que intentaba, sin éxito, llevar por el buen camino. Una cosa era cierta, y es que el joven Víctor mostraba un cierto «talento natural», un sexto sentido o una gran capacidad de observación que le hacían saber cuándo un golpe era «ful» o cuándo se acercaba la «pestañí». Intuición. Era listo, muy listo, y rara vez renunciaba a un negocio que no resultara un fiasco. Por eso eran muchos los chavales más jóvenes que se le arrimaban y seguían sus pasos, lo cual aumentaba el prestigio y el poder que en el barrio ostentaba Víctor «el Extremeño».

Debolsillo
ISBN: 9788466331579
368 páginas
9,95 euros

Más información | Ficha en Debolsillo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos