Compartir
Publicidad
'El secreto de Black Rabbit Hall' de Eve Chase
Reseñas

'El secreto de Black Rabbit Hall' de Eve Chase

Publicidad
Publicidad

No puedo evitarlo. Las historias de sagas familiares y secretos ocultos me chiflan, y no debo ser la única, a la vista de la cantidad de títulos de estilo que podemos encontrar en las librerías. El último en caer en mis manos ha sido El secreto de Black Rabbit Hall de Eve Chase y os aseguro que tiene todos los ingredientes para mantener nuestra atención. Al fin y al cabo, no todos los días nos abren las puertas de una mansión inglesa, ¿no?

En 1968, Amber Alton es una adolescente que vive feliz junto a sus padres y tres hermanos. La rutina de Londres da paso a vacaciones en las que casi todo está permitido, vacaciones que pasan en Black Rabbit Hall, la mansión que la familia tiene en Cornualles. A pesar de que la casa no pasa por su mejor momento, los niños son plenamente felices allí, jugando en el bosque, bañándose en la playa y disfrutando su tiempo libre. Sin embargo, esta existencia idílica se verá truncada por un terrible accidente.

Treinta años más tarde, Lorna y su novio están buscando un sitio para celebrar su boda, un sitio especial que la convenza del todo. Y eso le ocurrirá cuando llegue a Black Rabbit Hall, un lugar que recuerda vagamente haber visitado durante unas vacaciones infantiles junto a su madre y que será la clave para desenterrar secretos de su propio pasado. A pesar de las reticencias de su novio, Lorna aceptará la invitación de la dueña de la casa para pasar allí unos días, sin saber que su vida va a cambiar para siempre.

'El secreto de Black Rabbit Hall' es una de esas historias típicas de mansiones inglesas, familias desestructuradas y terribles secretos que acaban saliendo a la luz cuando menos lo esperan. En ese aspecto no ofrece nada nuevo ni especialmente original pero hay un par de giros que hacen que se mantenga la intriga hasta el final, y si te suelen gustar este tipo de historias esta la vas a disfrutar muchísimo.

Esta es la primera novela de Eve Chase, que se publicó hace menos de medio año, aunque la autora está trabajando en nuevas historias. Una gran fan de las novelas sobre familias disfuncionales, Chase bebe de la gran tradición británica en este tipo de relatos, del tipo de Kate Morton o Julian Fellowes. Vive en Oxfordshire, junto a su marido y tres hijos y con esta primera novela ya ha conquistado a millones de lectores.

Esta es una de esas novelas ideales para pasar un buen fin de semana sin salir de casa. No me preguntéis la razón, pero creo que combina estupendamente con este tiempo tan frío que tenemos y no se me ocurre una historia mejor para disfrutar en el sofá junto a un buen fuego y una taza de té caliente. Muy británico todo, sí, pero es que esto es lo que inspira esta novela por los cuatro costados. Una lectura adictiva sobre el amor familiar, por encima de todas las cosas.

Calma al fin, no puedo seguir huyendo de los sucesos del día. Hasta el romper de las olas contra las rocas hace que la mejilla abofeteada vuelva a arderme. Parpadeo y ahí está la casa, clavada en mi retina. Así que intento mantener los ojos abiertos y dejo que mi mente se pierda en el inmenso cielo rosado, en el que el sol y la luna penden como una pregunta y una respuesta. Me olvido de que debo seguir buscando. Que los minutos pasan más rápido que las nubes al atardecer. Pienso tan solo en mi fuga.

Plaza & Janés
Traducción: Nieves Calvino Gutiérrez
ISBN: 9788401017223
368 páginas
18,90 euros

Más información | Ficha en Plaza & Janés

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio