Compartir
Publicidad
'Hasta arriba' de W.E. Bowman
Reseñas

'Hasta arriba' de W.E. Bowman

Publicidad
Publicidad

Me gusta mucho el humor británico. Me gusta su carga de irrealismo y su capacidad de reírse de las cosas más nimias a base de dobles sentidos, así que cuando vi Hasta arriba de W. E. Bowman os prometo que no me pude resistir. ¿Un grupo de alpinistas ingleses tratando de alcanzar una cumbre inexpugnable? Quiero leerlo, por supuesto, aunque no me haya interesado el alpinismo en toda mi vida.

La cumbre en cuestión es el Kurda Rarí y la expedición está formada por un médico que siempre está enfermo, un lingüista que no se entera de nada, un experto en mapas que siempre se pierde, un cocinero llamado Puaj y un jefe bonachón y un tanto cargante al que nadie hace caso. Ah, y nada menos que treinta mil porteadores, porque hubo cierto problemilla con la lengua local…

Así empieza un viaje disparatado en el que alcanzar la cumbre es el menor de sus problemas mientras intentan escapar de los mejunjes incomestibles de Puaj y de la compañía del jefe, el narrador de esta hilarante historia (aunque el pobre no se de cuenta de nada). Eso sí, el champán, llevado a la expedición con fines medicinales, no dejará de correr en todo lo que dure esta aventura.

‘Hasta arriba’ juega en todo momento con los juegos de palabras entre subir alto y emborracharse, algo intraducible en español pero que no deja de ser hilarante. Hay que destacar aquí la impecable labor de la traductora, Julia Osuna, que ha trabajado duro para trasladar toda la gracia de los nombres al español, sin lo cual el libro perdería muchísimo, ya que gran parte de su diversión se basa en el lenguaje utilizado.

W. E. Bowman nació n 1911 en Inglaterra y dedicó su vida a la ingeniería y a la escritura de historias cómicas. Sirvió en la RAF durante la Segunda Guerra Mundial y aunque nunca llegó a escalar ningún pico elevado siempre tuvo un gran interés por el montañismo. Es curioso ver cómo ‘Hasta arriba’ pasó sin pena ni gloria por el mundo editorial pero sin embargo se convirtió en un libro de culto para los alpinistas, y que incluso algunos expedicionarios del antártico australiano bautizaron algunos accidentes geográficos con nombres del libro. Murió en 1985, siendo desconocido para el gran público.

Tal y como afirma Bill Bryson en el divertido prólogo no hay ningún género que cueste más mantener a lo largo de todo un libro que la parodia. Y, sin embargo, ‘Hasta arriba’ lo consigue sin aparente esfuerzo. El humor se mantiene, así como el interés por saber cómo concluirá esta disparatada aventura. Es, sin duda, uno de los libros más divertidos que he leído nunca y aunque el alpinismo nunca ha sido una de mis pasiones he disfrutado de este libro como la que más. Si quieres pasar un rato divertido no busques más, este es tu libro.

Blackie Books
Traducción: Julia Osuna
ISBN: 978-84-16290-53-6
192 páginas
19 euros

Más información | Ficha en Blackie Books

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio