Compartir
Publicidad
'La casa de la muerte' de Sarah Pinborough
Reseñas

'La casa de la muerte' de Sarah Pinborough

Publicidad
Publicidad

Hoy me vais a perdonar el arrebato de amor, pero os tengo que decir, sin rodeos, que he caído total y profundamente enamorada de La casa de la muerte de Sarah Pinborough. Ya sabéis que sólo hablo de los libros que me han gustado, pero hay algunos que, por la razón que sea, te llegan hasta el alma, y es lo que me ha pasado con este libro.

Estamos en Inglaterra, en un momento indeterminado del futuro. Toby es un adolescente que lleva una vida normal, hasta que da positivo en un análisis de sangre rutinario y es trasladado a la Casa de la Muerte. Allí permanecerá recluido junto a otros jóvenes, a la espera de que la terrible enfermedad que portan de la cara y sean trasladados al Sanatorio, de donde nadie vuelve.

Toby y los demás pasan los días como pueden, tratando de ignorar ese terrible futuro que les acecha, pero un buen día, esa aparente normalidad se rompe. La culpable será Clara, hermosa y vitalista, que se niega a ser infeliz y que llevará a Toby a explorar una vida (o lo que les queda de ella) sin miedos, tomándolo todo tal y como viene e intentando aprovechar cada segundo de esa existencia que, no por precaria, es menos hermosa.

'La casa de la muerte' toca un tema durísimo como es la seguridad de una muerte próxima, más duro aún si cabe al ser niños los protagonistas. No cae, sin embargo, en melodramas ni la lágrima fácil, y eso es lo que hace aún más extraordinario este libro. Es, ante todo, un canto a la vida, a tomar la decisión consciente de ser feliz, sea cual sea nuestro futuro y luchar por cambiarlo. Algo difícil, pero no imposible.

Ojo, confieso que he llorado, y mucho, pero yo es que lloro por cualquier cosa, esa es la verdad. Lo que también es verdad es que este libro me ha emocionado como pocos lo han hecho. Será que estoy especialmente sensible (que también), pero 'La casa de la muerte' es desde ya una de las mejores lecturas de este 2015.

La cierto es que 'La casa de la muerte' es un libro difícil de clasificar. Puede ser novela juvenil, o más bien young adult, pero lo cierto es que cualquier lector disfrutará (mucho) con sus páginas. Está publicada dentro de la colección Runas de Alianza, que publica libros de ciencia ficción y fantasía, pero lo cierto es que apenas si encontramos algunas pinceladas del género, muy sutiles, por lo que, de nuevo, no es imprescindible ser amante del género para disfrutarlo.

Sarah Pinborough nació en Buckinghamshire en 1972. Como su padre era diplomático, pasó gran parte de su infancia viajando por Asia, y también estuvo en varios internados, cosa que ha confesado que inspira gran parte de sus obras, como esta que tratamos. Tiene varias novelas de terror y misterio, tanto para niños como para un público juvenil, y ha recibido el British Fantasy Award. Esta es la primera novela suya que leo, pero desde luego ya me he convertido en fan incondicional.

'La casa de la muerte' nos habla de amor, de amistad, de hermandad. Nos habla de la vida, que se nos escurre entre los dedos, y nos habla de la muerte, final inevitable. Nos habla, sobre todo, del miedo, de cómo superarlo, de cómo ser capaces de sacar fuerzas de donde no las hay, de ser lo suficientemente valientes como para elegir la felicidad sobre todas las cosas. Si sois capaces de resistiros a algo así, contádmelo, porque yo soy incapaz.

-Todavía estamos aquí- encoge los hombros-. No somos distintos a cualquier otro.

- Somos bastante distintos. Creo que por eso nos llaman defectuosos- mi sarcasmo es evidente, pero no parece darse cuenta.

- En realidad, no. Cada día es un nuevo día para todo el mundo. Nadie sabe qué pasará mañana- proyecta una sonrisa y le brillan los ojos.-. A lo mejor mañana encuentran una cura. O a lo mejor esta casa queda fulminada por un rayo y todos morimos carbonizados. Quizás haya un terremoto en Londres y mis amigos de la escuela desaparezcan antes que yo. ¿Entiendes lo que quiero decir?

Sonrío sin poder evitarlo. Todo esto tiene cierta lógica, es como un madero a la deriva al que aferrarse en el océano del terror.

Alianza Editorial
Colección: Runas
Traducción: Francisco Muños de Bustillo
ISBN: 978-84-9104-114-6
248 páginas
16 euros

Más información | Ficha en Alianza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio