Compartir
Publicidad

'La delicadeza', de David Foenkinos

'La delicadeza', de David Foenkinos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace ya casi tres meses (cómo pasa el tiempo) os hablaba de La delicadeza, la premiadísima novela del francés David Foenkinos. Os decía que no suele ser el tipo de novela que leo, pero algo en ella me llamó poderosamente la atención y he de reconocer que he disfrutado muchísimo con su lectura. De hecho, sólo basta con leerse la primera página para caer rendido a los pies de este libro, que puede definirse perfectamente con la palabra que le da título: delicadeza... en estado puro.

La historia en sí no es nada del otro mundo, aunque tampoco está nada mal desde luego. Sé que puede parecer importante, pero os aseguro que en este caso es lo de menos, porque el afilado sentido del humor, que roza en ocasiones un sutil absurdo, domina por entero el ritmo de la narración haciendo que disfrutemos con cada frase leída, y consiguiendo en no pocas ocasiones que soltemos alguna que otra carcajada, incluso en los momentos más dramáticos.

En 'La delicadeza' se narra la vida de Nathalie, una chica que parece tenerlo todo y que ve como su mundo se desmorona en un segundo. Felizmente casada con François y en un trabajo que le gusta, forman la pareja perfecta y envidiada por todos. Hasta que el bueno de François muere repentinamente (os prometo que no os estoy destripando nada) y se ve perdida y fuera de lugar, como si ya no perteneciera a este mundo. Se refugia entonces en el trabajo, al que dedica todo el tiempo posible. Y justo cuando apenas le queda esperanza, otro vuelco hará que su vida vuelva a recobrar un poco de sentido.

Como ya os decía, sin duda el punto más fuerte de este libro es su prosa, y es que Foenkinos nos deja una impresionante muestra de elegancia y buen gusto, e igualmente deja muy claro que no hacen falta grandes extravagancias en el lenguaje y las situaciones de la historia para engancharnos sin remedio. 'La delicadeza' se lee casi de un tirón, porque es cortito, pero también porque queremos seguir leyendo, riéndonos y disfrutando. Por cierto, cabe destacar también unos mini capítulos que salpican la narración y que en muchas ocasiones le dan un contrapunto a la historia muy bueno.

Otra de las cosas que más me han llamado la atención es que, ante una apariencia un poco acelerada, en la historia se respetan todos los tiempos. Me explico un poco más, aunque en diez páginas te cuente un sinfín de cosas, éstas no han pasado en un breve espacio de tiempo, sino que fácilmente han podido pasar siete años en unas cuantas páginas. Y os aseguro que es necesario. Igualmente muy bien expresados están los sentimientos de Nathalie ante la muerte de su marido, haciendo una radiografía muy atinada de lo que muchos de nosotros (por desgracia) hemos sentido ante la muerte de un ser querido.

Por supuesto, el personaje de Nathalie es adorable, y desde el primer momento nos ponemos de su parte para acompañarla en este viaje. Es bueno recordar llegados a este punto que el propio Foenkinos, junto con su hermano, están preparando la versión cinematográfica de esta historia, y que para el papel de Nathalie han elegido a Audrey Tatou. No sé si será que yo ya lo sabía mientras lo leía, pero parece escrito para ella, porque nos imaginamos en todo momento a Tatou en ese personaje. La verdad es que si consiguen darle el mismo tono del libro a la película estaremos ante una de esas geniales comedias francesas que tanto me gustan. Y la verdad, ya el propio libro nos hace sentir ante una de esas películas.

Ya sé que ahora debería deciros los puntos flacos de 'La delicadeza', pero es que no se los he encontrado. Quizás ya casi al final, y lógicamente, la historia va ganando terreno al mero disfrute de su lectura, pero tampoco eso es relevante en este caso. Así, que lo siento, pero es que David ha conseguido una novela que a mí no me ha disgustado en ningún punto, con un fino sentido del humor indiscutible y unos pocos personajes (no hay muchos a lo largo de la novela) muy bien definidos y retratados.

Para terminar he de reconocer dos cosas. Una es que ya ando buscando otros libros de David Foenkinos, porque con que se parezcan en algo a 'La delicadeza', ya serán muy buenos, y lo segundo es que ya he convencido a unos cuantos familiares y amigos para que se la lean, porque en estos duros tiempos que corren se hace imprescindible, para alegrarnos un poco el día. Así que no puedo hacer otra cosa que recomendaros sin ninguna reserva este título, que seguro no os defraudará y os dejará con más ganas de Foenkinos, ya veréis.

Nathalie y François se conocieron en la calle. Que un hombre aborde a una mujer es siempre algo delicado. Ésta no puede por menos que preguntarse: "¿Lo hará a menudo?" Los hombres suelen asegurar que es la primera vez. Si nos fiamos de lo que dicen, es como si, de pronto, gozarán de una gracia inesperada que les permite desafiar su timidez habitual. Las mujeres responden, de manera automática, que no tienen tiempo. Nathalie no fue ninguna excepción. Lo cual era una tontería, pues no tenía gran cosa que hacer y le gustaba la idea de que la abordaran así.

Seix Barral Colección: Biblioteca Formentor 224 páginas ISBN: 978-84-322-0924-6 Traducción: Isabel González-Gallarza 18 euros

Más información | Ficha en Seix Barral En Papel en Blanco | David Foenkinos nos presenta su multipremiada 'La delicadeza'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio