Compartir
Publicidad
'Los huesos de Louella Brown y otros relatos' de Ann Petry
Reseñas

'Los huesos de Louella Brown y otros relatos' de Ann Petry

Publicidad
Publicidad

Como ya sabéis, el pasado mes de octubre lo dediqué a leer a autoras, por celebrar el Día de la Escritora y darles más visibilidad. He leído mucho y muy variado, pero desde luego una de las que más me ha llegado al corazón ha sido Ann Petry y su colección de historias en Los huesos de Louella Brown y otros relatos. Una autora desconocidísima en España cuyas obras permanecían inéditas en nuestro país. Hasta ahora.

Encontramos aquí cinco relatos. Cinco historias en las que esta escritora negra propone su visión sobre temas como el racismo, el amor, la inmigración o las relaciones familiares. Una mirada lúcida de una autora desconocida y diferente que nos ofrece una visión de primera mano sobre la vida cotidiana de los afroamericanos en los años cincuenta del siglo pasado. Cinco historias muy reales, cercanas a pesar de todo lo que nos separa, que mantiene al lector intrigado hasta la última palabra.

En Los huesos de Louella Brown nos encontramos con una macabra y a la vez divertida historia de fantasmas: al abrir un panteón de una familia pudiente, los huesos de una condesa se mezclan con los de una criada, de manera que nadie podría descubrir a quien pertenecen unos u otros. En ¿Alguien ha visto a la señorita Dora Dean? una mujer va a visitar a una anciana al borde de la muerte, mientras recuerda el suicidio de su marido.

El testigo es, sin duda, la historia más terrorífica de toda la colección, y eso que no cuenta con factores sobrenaturales. Un profesor es testigo obligado de un hecho brutal cometido por su alumnos y una vez más se pone de manifiesto que su condición de hombre negro no ayuda al contar la historia. Como una mortaja, sin embargo, es el que más indiferente me ha dejado y en él vemos a un hombre que es víctima de su propia paranoia y lo acaba pagando con quien no lo merece.

Termina la colección Trabajadores denigrantes, una crítica social a las condiciones inhumanas a los que son sometidos los trabajadores sin papeles y como la bondad se encuentra en cualquier sitio. Como veis, cinco historias muy diferentes pero todas ellas escritas con gran sensibilidad y delicadeza, a pesar de la violencia implícita en sus relatos. Una escritora de lujo, una manera única de ver otra realidad a través de sus ojos.

Ann Petry nació en 1908 en una familia de clase media, con un padre farmacéutico y una madre empresaria. Sólo había dos familias negras en su ciudad y la autora vivió de primera mano los abusos racistas. Se mudó a Harlem con la ilusión de ser escritora y con su primera novela, The street, se convirtió en la primera escritora negra en vender más de un millón de ejemplares. Sin embargo, la celebridad no le gustó demasiado, por lo que volvió a su pueblo natal, donde siguió escribiendo novelas y relatos hasta su muerte en 1997.

Ann Petry ha sido uno de mis grandes descubrimientos el año y todo hay que agradecérselo a Palabrero Press, una editorial pequeñita que va camino de convertirse en una de las grandes con este tipo de joyas. Una voz única, un estilo elegante y conciso, una visión de la crueldad humana y a la vez dotada de sentido del humor. Lo dicho, una joya por descubrir.

Palabrero Press
Traducción: Teresa Lanero
ISBN: 9789491953064
131 páginas
!6,50 euros

Más información | Ficha en Palabrero Press

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio