Compartir
Publicidad
'Los que no perdonan' de Charlotte Cory
Reseñas

'Los que no perdonan' de Charlotte Cory

Publicidad
Publicidad

Mi historia personal con Los que no perdonan de Charlotte Cory ha sido un poco azarosa. Lo vi cuando se publicó, en mayo, y poco después lo pedí a la editorial. Claro que no contaba con una inesperada huelga en Correos de mi ciudad, de modo que han tenido que pasar más de dos meses para poder disfrutarlo. Eso sí, en cuanto lo tuve se vino conmigo de vacaciones, y tengo que decir que hemos sido la mr de felices.

Elizabeth Cathcart es joven y se acaba de quedar viuda. La pobreza la rodea cada vez más, implacable, pero pronto encuentra la solución: casarse con el también viudo Edward Glass, un famoso arquitecto. El arreglo parece venir estupendamente a ambas partes, ya que ni Elizabeth tiene otro medio de vida ni Glass está dispuesto a ocuparse personalmente de su casa y sus tres hijas.

Por muy atroz que parezca el acuerdo, funciona, aunque la peor parte se la llevarán Stacia, Milla y Hellen, las hijas de Glass. Será Milla, la mediana, la gran protagonista de esta historia coral en la que los personajes entran y salen, acumulan historias y secretos que solo cuando sus nombres se hayan olvidado saldrán a la luz.

Un pastiche victoriano. Así es como Charlotte Cory define su propia obra y no se me puede ocurrir un nombre mejor. Con precisión milimétrica, Cory va añadiendo una capa tras otra de información, de vivencias, de referencias cruzadas, que hacen de esta novela una torre de Babel que se ramifica en otras mil historias diferentes. Y todo ello sin perder ni una pizca de estilo, oigan.

Charlotte Cory nació en Bristol en 1956. Obsesionada con la historia y la estética victoriana ha dado rienda a su creatividad a través de novelas y obras de arte, como, por ejemplo, la que vemos en la portada de este libro. Ha participado en diferentes exposiciones y coordinado galerías de arte, además de ser la autora de otras dos novelas: The Laughter of Fools y The Guest.

'Los que no perdonan' es una obra curiosa y adictiva, un divertimento que sin embargo deja un poso agridulce. Hay demasiadas mentiras, demasiados secretos para que una se sienta cómoda en ese mundo. Mucho humor negro en una novela no deja de sorprender, con tantas capas como para pasarse una vida descubriéndolas todas.

Aunque el doctor Lucius Morgan era consultado por muchos de los más aristocráticos y de alta cuna súbditos de su Majestad, no se le caían los anillos ayudando también a la gente de la calle. Era un hombre moderno, al que no le importaba quedarse con el dinero de cualquiera, sin preocuparle su clase social. Se sentía orgulloso de su espíritu democrático.

Nevsky
Traducción: James y Marian Womack
ISBN: 978-84-944555-3-7
464 páginas
24 euros

Más información | Ficha en Nevsky

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio