Compartir
Publicidad
'Maldita tesis' de Tiphaine Rivière
Reseñas

'Maldita tesis' de Tiphaine Rivière

Publicidad
Publicidad

Yo soy de esas que abandonó la tesis. Mejor dicho, ni siquiera llegué a empezarla, y es que hubo un momento en el que la inversión (de dinero, tiempo y salud) simplemente dejó de merecer la pena. No fue algo agradable, ni mucho menos, pero el alivio que sentí cuando fui consciente de que, simplemente, no podía seguir así no es comparable a ningún otro. Si habéis pasado por una situación parecida sabréis de lo que os hablo y si no... felicidades, no os perdéis más que sufrimiento.

Un amigo me regaló Maldita tesis de Tiphaine Rivière, sabiendo que me iba a sentir muy (pero que muy) identificada, porque esta novela gráfica recoge muchas de esas situaciones que vivimos los que nos embarcamos en estas aventuras universitarias. Y aunque la protagonista de esta historia lo cuente con más gracia que yo, lo cierto es que son situaciones agridulces son mucho más divertidas cuando las vemos desde la barrera y la comodidad que aporta un libro.

Jeanne Dargan tiene 27 años y está cansada de su trabajo como interina en un colegio de primaria. De modo que, cuando le surge la oportunidad, abandona su plaza para dedicarse en exclusividad a la investigación de su tesis. Optimista, está segura de que tardará tres años justos (el tiempo que tiene de excedencia) en terminarla, pero ignora que el mundillo universitario no te suelta tan fácilmente una vez que te muerde...

Así, Jeanne pronto se verá engullida por el peligroso juego que se traen profesores y organizadores universitarios, en el que los investigadores son una pieza bastante prescindible del engranaje, y lo mismo da uno que otro para sus fines. Metida de lleno en su tesis sobre Kafka, su investigación será el reflejo del caos y la incomprensión que la rodean, sin que llegue a tener muy claro si lo está haciendo bien, regular o terriblemente bien.

El pasotismo de los profesores, los contratos basura de profesores adjuntos, la incomprensión de familia y amigos, el caos mental de la protagonista que es incapaz de pensar en otra cosa que no sea su investigación, lo que evidentemente no la hará la chica más popular del mundo. Una sátira mordaz de la precariedad laboral y de lo injusto y difícil que puede llegar a ser sacar adelante una investigación.

Tiphaine Rivière fue estudiante de doctorado durante tres años, mientras compaginaba su investigación con el trabajo de administrativa para la misma universidad, así que 'Maldita tesis' recoge bastante de sus experiencias personales. De hecho, tras esa experiencia comenzó un blog ilustrado que más tarde sería el embrión de este libro. Por ahora es su único libro publicado, pero no me importaría nada leer alguna cosa más.

'Maldita tesis' sirve como divertimento, como un recordatorio de lo ue dejamos atrás y una mirada bastante cínica (y realista) al mundillo universitario. Si conocéis a alguien que esté haciendo su tesis o que acabe de terminarla (¡o de dejarla!), no lo dudéis. Este es su libro. Al menos que puedan reírse un rato, que eso no nos lo quita nadie.

Grijalbo
Traducción: Carlos Mayor Ortega
ISBN: 9788425353918
192 páginas
15,90 euros

Más información | Ficha en Grijalbo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio