Compartir
Publicidad
'Matar a un ruiseñor' de Harper Lee
Reseñas

'Matar a un ruiseñor' de Harper Lee

Publicidad
Publicidad

Sin ninguna duda, la noticia literaria del año ha sido la publicación de Ve y pon un centinela de Harper Lee. A pesar de la polémica que ha rodeado la aparición de esta nueva novela, tengo muchas ganas de leerla, por lo que mientras esperaba a que llegara decidí releerme Matar a un ruiseñor. Tengo que decir que me he terminado el libro y el nuevo aún no me ha llegado, y estoy empezando a impacientarme...

'Matar a un ruiseñor' es una de esas obras contemporáneas que se han convertido en todo un clásico. Lee retrata de manera admirable una época clave en la historia de Estados Unidos, una sociedad de clases, racista y poco dada a los cambios que se ve sacudida por un crimen de difícil solución. Una sociedad, la del sur de Estados Unidos en los años treinta, que parece estancada en el tiempo.

Basada en un incidente real que sucedió en un pueblo cercano al de la autora cuando esta era niña, 'Matar a un ruiseñor' nos trae un complicado conflicto moral y social visto a través de los inocentes ojos de una niña. Jean Louise Finch, más conocida como Scout, recuerda su infancia junto a su hermano Jem, su amigo Dill, la presencia fantasmal de su vecino Boo Radley, y, sobre todo, su padre, Atticus. Atticus, que se enfrentará a todo el pueblo cuando decide defender a un hombre negro acusado de violar a una chica blanca.

'Matar a un ruiseñor' se ha convertido por derecho propio en un clásico y es uno de los libros favoritos de los norteamericanos, siendo de lectura obligatoria en muchos institutos. La amistad, el amor familiar, y sobre todo, el sentido del deber, la obligación de hacer lo correcto pese a los inconvenientes, es lo que subyace en el relato de Scout.

Harper Lee nació en Monroeville (Alabama) en 1926 y tomará este pueblo y su infancia como modelo para construir Maycomb. Amiga de la infancia de Truman Capote, 'Matar a un ruiseñor' consiguió el Premio Pulitzer en 1961 y su autora fue galardonada con la Medalla Presidencial de la Libertad de Estados Unidos por su contribución a las letras de este país. Hasta la fecha esta era su única novela, pero 'Ve y pon un centinela' nos ha dejado a todos con ganas de saciar nuestra curiosidad por la familia Finch.

Es la segunda vez que leo este libro, y la película la he visto incontables veces, pero no me canso de Scout, de Jem, y sobre todo de Atticus y Boo Radley, mis dos personajes favoritos. Tiene algo de melancolía, de verano caluroso y de la tristeza del fracaso inevitable que me parece inolvidable y es lo que hace a esta novela una obra maestra. Mientras sigo esperando a que se solucione el problema con la agencia de transporte y me llegue 'Ve y pon un centinela' os recomiendo que os acerquéis (de nuevo) a este título. No os arrepentiréis.

-¿Una dama?- Jem levantó la cabeza bruscamente-. Después de todas las cosas que decía de ti, ¿una dama?

-Lo era, aunque sus peculiares puntos de vista sobre las cosas eran muy diferentes de los míos... Hijo, ya te he dicho que de todos modos te habría mandado a que le leyeses. Quería que descubrieses lo que es la verdadera bravura, en vez de creer que la bravura la encarna un hombre con un arma en la mano. Uno es valiente cuando, sabiendo que la batalla está perdida de antemano, lo intenta a pesar de todo y lucha hasta el final pase lo que pase. Uno vence raras veces, pero alguna vez vence. La señora Dubose venció; sus cuarenta kilos de peso triunfaron. Desde su punto de vista, ha muerto como Dios manda. Era la persona más valiente que he conocido en mi vida.

B de Bolsillo
Traducción: Baldomero Porta
ISBN: 978-84-9070-121-8
416 páginas 12 euros

Más información | Ficha en B de Bolsillo
En Papel en Blanco | Harper Lee publicará la secuela de 'Matar un ruiseñor'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio