Compartir
Publicidad
'Orfancia' de Athos Zontini
Reseñas

'Orfancia' de Athos Zontini

Publicidad
Publicidad

No siempre se acierta con las lecturas y tengo que confesar que tengo sentimientos encontrados con Orfancia de Athos Zontini y es que no estoy segura de si me ha gustado o no. He dejado pasar unos cuantos días desde que lo terminé de leer, para que reposara, a ver si así sacaba algo más en claro, pero tengo que decir que sigo igual de desconcertada que cuando terminé de leer la última página.

Un niño, del que desconocemos el nombre, se niega a comer. Está convencido de que sus padres, y todos los padres en general, no hacen sino atiborrar a los niños y hacerlos crecer para después comérselos. Cómo ha llegado a esa conclusión es todo un misterio pero la tensa relación con sus padres, agobiados al ver que el niño no come,lo único que hace es empeorar la situación.

Sin embargo, las vacaciones en la casa de la playa con su madre le despertarán el hambre de una manera que nunca pensó posible y comenzará una lucha interior contra su propio cuerpo, mientras descubre maliciosos juegos con su amigo Lucio. Un verano de crecimiento y apertura al mundo, con una vuelta a casa aun más traumática de lo que esperaba.

'Orfancia' es una novela extraña, una historia brutal y violenta en la que se dan cita problemas como la bulimia, la violencia contra los animales o el maltrato psicológico. Nuestro protagonista se niega a comer, se niega a crecer, a convertirse en pasto de los adultos y lo hace de la única manera posible. Una novela con tintes de cuento macabro que tenía muchas ganas de leer, pero que me ha dejado un regusto bastante amargo.

Athos Zontini nació en Napoles en 1972 y ha trabajado sobre todo en televisión, realizando guiones para diferentes programas. 'Orfancia' es su primera novela, pero visto el éxito que ha cosechado en su país y la cantidad de idiomas a los que se ha traducido (fue uno de los libros más disputados en la Feria del Libro de Frankfurt) imagino que no será la última.

'Orfancia' está muy bien escrita, ese no es el problema, y la historia tiene la suficiente intriga como para dejar al lector descolocado hasta (literalmente) la última página, pero hay algo que no me termina de convencer. Supongo que lo que me repele es la violencia, especialmente la que el protagonista ejerce contra los animales (y también con los humanos, no os creáis), pero si bien no veo la infancia como es campo de rosas que muchos autores quieren vender tampoco comparto esta otra visión, cínica y oscura. Es, en cualquier caso, un libro curioso, y lo que es seguro es que no deja indiferente.

—Abre la boca, por favor. —Mi madre se acerca con el tenedor—. Venga, que se enfría la carne.

Los perros están en un rincón, ambos con el rabo entre las patas. En el otro extremo de la mesa mi padre tiene los ojos fijos en el televisor. Corta un trozo de filete y lo mastica despacio, sin hacer ruido. Se le ensancha la garganta al bajarle la carne por ese largo cuello de pájaro. Cierro los ojos y mentalmente pido un deseo: ¡ahógate, ahógate, ahógate!

Destino
Colección: Áncora & Delfín
Traducción: Isabel González-Gallarza
ISBN: 978-84-233-5182-4
272 páginas
18 euros

Más información | Ficha en Destino

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio