Compartir
Publicidad

'Sofia Petrovna. Una ciudadana ejemplar' de Lidia Chukóvskaia

'Sofia Petrovna. Una ciudadana ejemplar' de Lidia Chukóvskaia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los rusos siempre están de moda. Ya sean clásicos o contemporáneos, es raro no encontrar autores de esta nacionalidad en las estanterías de cualquier librería, por pequeña que sea. Supongo que el hecho de ser un país tan enorme da mayores probabilidades de tener escritores entre sus habitantes. Su historia, además, es de esas que da para escribir páginas y más páginas, de modo que, la verdad, no me extraña en absoluto tal profusión.

Quieran ellos o no, el pasado soviético sigue teniendo su influencia, y eso lo vemos en historias como Sofia Petrovna. Una ciudadana ejemplar de Lidia Chukóvskaia. Una novela corta, pero con las páginas suficientes como para ahondar en un horror que no está tan alejado en el tiempo, ni mucho menos. La historia de Sofia Petrovna es adictiva y terrorífica, con esa clase de terror que sólo desprenden las historias verdaderas.

Sofia Petrovna es la viuda de un importante médico de Leningrado. Trabaja como jefa de mecanografía en una prestigiosa editorial y no sólo se ha acostumbrado al nuevo estilo de vida soviético, sino que se ha convertido en una de sus mayores defensoras. Sin embargo la luz de su vida es su hijo, Kolia, que ha crecido para convertirse en un muchacho apuesto, fiel al partido y un ingeniero de éxito.

Pero, sin previo aviso, el horror aparece en sus vidas en forma de arresto inesperado, y comienza para Sofia un proceso de tintes kafkianos para averiguar qué le ha sucedido a su hijo. Colas interminables, funcionarios encerrados en el mutismo que les da el poder, el ostracismo social... Sofia se irá hundiendo poco a poco en una pesadilla de la que es difícil escapar.

Estamos en los años treinta, y la que después se llamarían Gran Purga no ha hecho más que empezar. Lo vemos a través de los ojos de Sofia Petrovna, pero aquí el nombre es lo de menos. El miedo es palpable, casi sólido, y el terror hacia el enemigo occidental se mezcla de manera indisoluble con el pánico hacia lo que puede hacer el propio gobierno.

Lo que sin duda hace especial a 'Sofia Petrovna' es la historia de su gestación. Su autora, Lidia Chukóvskaia, escribió esta novela en un cuaderno escolar durante el invierno de 1939, y lo mantuvo en secreto durante años. Sufrió en sus propias carnes un destino parecido al de su protagonista, con familiares condenados a campos de trabajo sin derecho a correspondencia, y fue por eso por lo que quiso dejar constancia del terror y sinsentido de un gobierno que se defendía atacando a sus propios ciudadanos.

'Sofia Petrovna' es una novela dura, quizás no en la forma, pero sí definitivamente en el contenido. Con su lectura somos capaces de asomarnos a ese horror mudo, ese que de verdad aterroriza por lo que tiene de real, y sólo nos queda desear no tener que vivir algo similar nunca. Una lectura para reflexionar, sin ninguna duda.

Tenía que salir corriendo ahora mismo a alguna parte y aclarar aquel monstruoso malentendido. Tenía que ir inmediatamente a Sverdlovsk y movilizar a los abogados, a los procuradores, a los jueces, a los responsables de la instrucción... Sofia Petrovna se enfundó el abrigo, se caló el sombrero, se calzó las botas y cogió dinero de un cofrecito. No debía olvidar el pasaporte. ahora mismo iría corriendo a la estación a comprar el billete.

Errata Naturae
Colección: El Pasaje de los Panoramas
Traducción: Marta Rebón
ISBN: 978-84-15217-78-7
192 páginas
17,50 euros

Más información | Ficha en Errata Naturae
En Papel en Blanco | 'Dos puntos de vista' de Uwe Johnson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio