Compartir
Publicidad
'Un cuento oscuro' de Naomi Novik
Reseñas

'Un cuento oscuro' de Naomi Novik

Publicidad
Publicidad

Os voy a contar un secreto: Un cuento oscuro de Naomi Novik se saltó su puesto en el orden de lecturas. Es así, no os lo puedo negar. Tenía (y tengo) un montón de libros atrasados pero llegó este, tan bonito, tan tentador... y no me pude resistir a leerlo. Después de tener un mal día me dije a mí misma Venga, te lo mereces. Así que me hice palomitas y empecé esta historia. Viviendo al límite del lujo, como podéis comprobar.

'Un cuento oscuro' tenía, a priori, todos los ingredientes para gustarme. Una historia propia de los cuentos de hadas, un mago misterioso, una chica testaruda y un poco torpe y, sobre todo, un bosque en el que el mal acecha y engendra un monstruo tras otro. A ver, decidme que vosotros podríais resistiros a leerlo y no os voy a creer. Que el diseño de portada y sobrecubierta sea tan, tan bonito tampoco ayuda a aplacar la fascinación, también os lo digo.

Agnieszka tiene diecisiete y una habilidad especial para mancharse. Vive cerca del Bosque y una vez cada diez años el Dragón, un poderoso mago que vive en una torre y los protege del maligno influjo del Bosque, elige a una chica de su edad. Sin embargo, no está nerviosa, porque todo el mundo cree que él elegirá a Kasia, su mejor amiga bellísima y perfecta, pero el día de la elección comprenderá que está muy equivocada.

Como no puede ser de otra manera, el Dragón la escoge a ella entre todas las muchachas, y Agnieszka tendrá que aprender a convivir con un hombre extraño y, sobre todo, ser más limpia. Sin embargo, la joven esconde un gran poder en su interior y pronto el mago será consciente de ello, comenzando una educación singular y no exenta de peligros.

No quiero desvelaros más del argumento, pero os aseguro que 'Un cuento oscuro' está lleno de fantasía, un poco de humor, algunas pinceladas de terror y sí, también un poco de amor (pero poco, tampoco os voy a engañar). La trama engancha desde que empezamos a leer y Agnieszka es tan adorable y el Dragón tan, umm, fascinante que es casi imposible parar de leer a pesar de las casi 700 páginas que se gasta.

Naomi Novik nació en Estados Unidos, hija de padre lituano y madre polaca. Estudió Informática y Literatura Inglesa, y se ve que esto de contar historias salió ganando, porque pronto se dedicó a ello. Es autora de la saga Temerario, publicada en nuestro país por Alfaguara, con una historia que le da una vuelta diferente a las guerras napoleónicas y que me he apuntado para leer cuanto antes.

El protagonista más importante de esta historia, eso sí, es el Bosque, que como una sombra maléfica se extiende sobre los habitantes del valle, y es difícil escapar a su influencia incluso una vez que hemos cerrado el libro. Cuidado que os atrapa, y una vez dentro no seréis capaces de salir. Al menos, no tal y como erais...

Nuestro Dragón no devora a las niñas que se lleva, digan lo que digan las historias que cuentan fuera del valle. A veces las oímos en boca de los viajeros que vienen y van. Hablan como si estuviéramos haciendo sacrificios humanos, y como si el fuese un dragón de verdad. por supuesto que tal cosa no es cierta: por muy mago e inmortal que sea, sigue siendo un hombre, y nuestros padres se unirían y lo matarían si quisiera comerse a una de nosotras cada diez años. Él nos protege contra el Bosque, y nosotros se lo agradecemos, pero no tanto.

Planeta
Traducción: Julio Hermoso
ISBN: 978-84-08-15148-7
688 páginas
19,50 euros

Más información | Ficha en Planeta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio