Compartir
Publicidad
'Un hombre del norte' de Arnold Bennett
Reseñas

'Un hombre del norte' de Arnold Bennett

Publicidad
Publicidad

Me gustan los libros sobre escritores, no lo puedo negar, y en ese aspecto Un hombre del norte de Arnold Bennett ha sido toda una sorpresa. Pensaba encontrarme con la historia de un oficinista inglés que trata de sobrevivir en la gran ciudad pero es que además me he encontrado con uno de los relatos más lúcidos que he leído nunca sobre los miedos de ser escritor. Como no podía ser de otra manera, me ha encantado, claro.

Richard Larch es un joven nacido y criado en el pequeño pueblo de Bursley que sueña con vivir en Londres. Conseguirá un puesto en una oficina en la capital, alquilará una habitación en una zona no demasiado mala y se entregará al trabajo mientras empieza a conocer todo lo que la ciudad puede ofrecerle. Sin embargo, en su corazón alberga la esperanza de convertirse en escritor y cuando conozca a su compañero de trabajo el señor Aked empezará a vislumbrar un futuro en las letras.

Sin embargo, no cuenta con la figura de Adeline, la sobrina de Aked, así como de otras chicas a las que empieza a conocer y que pondrán en peligro su futuro como escritor. No contará, tampoco, con las dificultades propias de la escritura y sus problemas al enfrentarse al folio en blanco, a la falta de originalidad, al rechazo y a la terrible certidumbre de que escribir no es tan fácil como siempre había creído.

'Un hombre del norte' es, como os digo, uno de los mejores retratos de la figura del escritor, con sus miedos y sus problemas, fielmente retratados por un autor que sabe perfectamente de lo que habla porque lo ha sufrido en su piel. Es también, sin embargo, un relato crudo sobre los sueños rotos, esos que no se cumplen por no esforzarnos demasiado, los que dejamos pasar por diferentes razones y que suelen volver a nuestra memoria cuando ya es demasiado tarde.

Arnold Bennett, igual que el protagonista de esta historia, nació en un pequeño pueblo y se mudó a Londres con la intención de ser escritor. Comenzó a estudiar Derecho pero pronto lo abandonó, dedicándose por completo a la escritura. Publicó en diferentes revistas y diarios de la época pero alcanzó la fama sobre todo con su novela Cuentos de viejas, aunque también tiene la magnífica El As, publicada hace poco por Palabrero Press. Murió en Londres en 1931.

'Un hombre del norte' ha sido una de las sorpresas más agradables en lo que llevo del año y es que me cuesta mucho resistirme a este tipo de historias. No es solo el retrato tan fiel que hace de la vida de escritor (aunque eso influye mucho), sino que hay algo inmensamente triste en las decisiones erróneas que tomamos, en ese miedo que nos impide cambiar y que nos ata a una vida que no queremos pero que nos resistimos a abandonar. Una historia que nos hace reflexionar sobre nuestros miedos e ilusiones, aunque nunca hayas pensado en ser escritor.

Tarde o temprano, puede que a través de caminos dolorosos, llegue a la meta deseada. Londres le acepta... en período de pruebas; y esta le degrada según la fortaleza que tenga. Si se le permite ser audaz y decidido, la ciudad le rendirá homenaje, pero su talón está totalmente preparado para aplastar al cobarde y al indeciso; y sus víctimas, una vez bajo sus pies, no suelen volver a levantarse.

Editorial Belvedere
Traducción: Ricardo Bestué
ISBN: 978-84-937947-7-04
208 páginas
16,90 euros

Más información | Ficha en Belvedere

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio