Compartir
Publicidad

'Un millón de vacas' de Manuel Rivas

'Un millón de vacas' de Manuel Rivas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Lo primero de todo es una aclaración. Y es que os aviso que este Un millón de vacas, del escritor gallego Manuel Rivas, no lo he leído así tal cual, sino como parte de los cuentos completos recientemente publicados por Alfaguara, titulados Lo mas extraño, y del que ya os hablé hace unos meses. Así que os estaréis preguntando por qué os voy a hablar entonces sólo de este. Pues muy fácil, porque lo iré leyendo en diferentes momentos y como vienen perfectamente delimitados, pues mejor. Y de momento, esta ha sido la primera parte que me he leído.

Una vez dicho esto, he de reconocer de antemano que me ha encantado esta primera incursión en el mundo de Rivas. 'Un millón de vacas' cuenta con un total de diecinueve relatos bastante cortitos, así que como mi compañera Sarah, he elegido un librito de relatos breves para las pasadas y estresantes fechas navideñas. Decir también que fue escrito en el año 1990 (ya ha llovido bastante) y que ganó el Premio de la Crítica. Escrito originalmente en gallego, el propio Manuel Rivas fue el encargado de traducirlo.

Si tuviera que destacar algo de todo el conjunto de relatos, lo tendría muy claro. Y es que utiliza un lenguaje tremendamente visual, y después de leerlos no me extraña para nada que más de una de sus historias hayan sido ya llevadas al cine, como La lengua de las mariposas, presente en este volumen aunque no he llegado a él. Es impresionante la forma de narrar que tiene, porque se hace inevitable que las imágenes se cuelen en tu cabeza y seas capaz de imaginarlo muy claramente. Con un estilo sosegado y muy cálido, Rivas consigue muy prontito que seamos cómplices de los relatos que nos cuenta. Y si recordamos lo dicho anteriormente, el hecho de que lo consiga siendo tan cortos tiene aún más mérito si cabe.

Difícil quedarse con uno sólo de estos diecinueve relatos que por cierto tocan multitud de temas distintos, aunque casi siempre en el marco de un pequeño pueblo (pesquero a poder ser). Así, me gusta especialmente el que abre el fuego, Primer amor, que sorprende por la inocencia que despiertan los primeros amores cuando se es pequeñito. Muy simpático este relato. Igualmente me ha llamado la atención por ejemplo El artista de provincias, que narra de forma entrañable las desilusiones de un pintor que marcha a Madrid en busca de fama. En otra línea, casi de relato de terror, se encuentra El navegante solitario, una historia de un inquietante marino que aparece acodado en un bar típico de puerto. Con sorpresa final incluida (casi doble diría), aunque no pueda explicarlo por motivos obvios.

Es importante resaltar también que estos relatos se escribieron hace más de veinte años y gozan de una actualidad que llama la atención. Sin ir más lejos Una visita al mercado, con un candidato en apuros o Los hijos de Luc & Fer, donde un grupo musical opta por un nombre un pelín desafortunado. En ambos casos la sonrisa en la cara durante su lectura está asegurada.

Otro detalle que me ha resultado curioso es la aparición de un mismo personaje en dos relatos y momentos de su vida distintos: niñez y adolescencia. Estoy hablando de Mi primo, el robot gigante y Uno de esos tipos que viene de lejos. Aunque eso sí, he de reconocer que no han sido de mis favoritos, sólo que me parece curioso el detalle.

Y podría seguir hablando del resto de relatos de este 'Un millón de vacas', como el de El Sir donde un hombre vuelve a su pueblo con la idea de que quiere construir allí un campo de golf, El amigo Tom que juega con la idea de los amigos imaginarios de los más peques de la casa o como superar el miedo al mar en Una partida con el irlandés.

En definitiva, un conjunto de relatos sorprendentes, entretenidos y que te dejan con ganas de más, lo que afortunadamente no es problema, porque tengo cuentos de Manuel Rivas para rato en este 'Lo más extraño'. Ahora haré un descanso para leer unos cuantos libritos de los muchos que están esperándome en la estantería, pero no dudéis que volveré a este volumen y, por supuesto, os lo seguiré contando. De momento, totalmente recomendado.

Había jurado no comprarle jamás un arma de juguete al niño. Había pertenecido a Greenpeace, aún cotizaba con un recibo anual, y sentía una simpática nostalgia cuando veía en la televisión una marcha pacifista desafiando la prohibición de internarse en el desierto de Nevada, donde los ingenieros nucleares se extasiaban sembrando en los cráteres hongos monstruosos. Su trabajo de representante comercial lo absorbía totalmente. También se había casado. Y había tenido un hijo. Extracto del relato 'Que no quede nada'

Alfaguara (edición 'Lo más extraño') Colección: Hispánica 96 páginas ISBN: 9788420407821 22 euros

Más información | Ficha en Alfaguara En Papel en Blanco | Manuel Rivas nos trae cuentos y más cuentos en 'Lo más extraño'

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio