Publicidad

RSS Leon Tolstoi

Creo que no estoy de acuerdo en ni un sólo punto del decálogo que Richard Wilson, productor de televisión y autor de 101 cosas que no hacer antes de morir, ha publicado en el Times. Imagino que a este personaje le gustan los libros como las teleseries, “con una sinopsis que se pueda resumir en una sola frase en la que entre acción, romance, explosión al final y a ser posible un oso polar”. Pero me ha parecido una manera divertida de plantear una discusión sobre los libros que nos sobran. Adelante Mr. Wilson con su donoso escrutinio:

10. Ulises, de James Joyce: Wow. Eso no me lo venía venir. ¿Sólo el décimo puesto, de todas formas? Lo atribuyo a puro chovinismo anglo. Suponía que la obligación de un libro era arrastrarte hasta la última página. Pero en cierto modo es bueno saberlo: si es famoso por ser difícil ya tienes la excusa para no liarte con ello.

9. El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien: Vaya, esto ya es más original. Aunque la explicación de Wilson (que sin duda fue un adolescente atlético y popular con el que todas las chicas quisieron ir al baile de fin de curso) tira por la sociología topiquera. Lo mejor que puedo decir de este libro es que es una herramienta muy buena para elegir a tus amigos en la escuela. Cargar con el monstruoso tomo de Tolkien era el equivalente a una campanilla de leproso: ‘¡Impuro! ¡Impuro!’ (...) En pocos años esa gente estaría yendo a pases de Peter Gabriel y leyendo Dune. Mira, eso último no va tan desencaminado…

8. Por quien suenan las campanas, de Ernest Hemingway. El estilo de Hemingway es impresionante al principio. Frases simples con pocas descripciones (...) Entonces te das cuenta de que es algo soso y aburrido, y cuánto más sabes sobre Hemingway más te das cuenta de que el tipo era un peñazo también: un terrible peñazo machista obsesionado con los toros, las peleas, las armas y el tratar de pescar el pez más grande: realmente un tipo agotador con el que no querrías pasar el tiempo. Hmm, creo que después de todo Wilson no es del tipo arrogantemente viril. Me lo imagino sentado desde la adolescencia contra una pared y contemplando a los demás sólo, en silencio, con una sonrisa de desprecio en la cara como único gesto…

7. En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust. Sí, sí, probó un bizcocho que le recordó su infancia. Cuando quiero recordar mi infancia me miro unas fotografías. Buen punto, sensei Wilson. Buen punto.

6. El hombre del dado, de Luke Reinhart. Básicamente, este desagradable tipo hace todo lo que le pide el dado que haga, lo cual es a menudo espantoso (...). Escribe en la cara del seis ‘Sube y viola a una mujer’ y si sale el seis lo hace. Si hubiera escrito ‘Tómate tres tortitas’ se hubiera ahorrado muchos problemas. No tengo ni idea de qué libro está hablando, pero suena curioso. Con tortitas o sin ellas.

5. Miedo y Asco en las Vegas, de Hunter S. Thompson. Su única distinción particular es la creación del ‘Periodismo Gonzo’, que autorizó a cualquier periodista a pillarse una curda con quienquiera sobre el que estuviera escribiendo en ese momento. Y por eso, señor mío, le hubiera dado yo el Pulitzer, el Booker y el Príncipe de Asturias a la Comunicación.

4. El mito de la belleza, de Naomi Wolff. No sé si Naomi Wolff es una verdadera académica (...) pero en todo caso debe ser profesora emerita de lo obvio. El mito de la belleza va de cómo se sienten las mujeres bajo la presión de perder peso y tener buen aspecto. Ahí lo tienes. Otro libro del que no sé nada, y en este caso sí que Wilson ha conseguido desinteresarme. Si en el fondo tendrá razón y no hay trama que resista a un plato de tortitas…

3. Guerra y Paz, de León Tolstoi. Demasiado largo. Pitufo gruñón odia los libros largos. Le quitan tiempo de hacer el amor con su ego.

2. La Ilíada, de Homero. La idea de estar culturalmente incompleto sin conocer a Homero es ridícula. La Ilíada es uno de los libros más aburridos jamás escritos (...) Todo escenas repetitivas de batallas con muchos reproches y desfíos y palabras aladas saliendo del cerco de los dientes y orificios nasales llenos de polvo (...) Hay una gran pelea entre Aquiles y Hector, y ya está. Bien, llegados a este punto solo podemos decir que Wilson es un completo cabeza de chorlito. No sólo porque la Ilíada nunca fue escrita, sino por negar que es culturalmente indispensable hoy en día. Dos palabras, Wilson: rollo homo. Por favor, ¿es que no viste a Brad Pitt en la película?

1. Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen. Los personajes hablaban de manera muy oblicua y todo parecía ir sobre hipocresía, convenciones y maneras; peor aún, era muy difícil encontrar el sentido de las frases. Estoy seguro de aquí Wilson está insinuando que también tiene la solución para todo el aburridísimo siglo XIX: ¡Tortitas, caramba! Imaginaros una novela de Zola en la que la mayor preocupación de los personajes fueran las tortitas. ¡Charlie y la Fábrica de Chocolate prefigurada un siglo antes!

En definitiva, el consejo de Wilson es el de evitar como la peste todo lo que amenace con aburrir. La verdad es que como consejo existencial no es nada despreciable, pero quizás requiera un nivel de superficialidad que lamentablemente habrá superado cualquiera que haya terminado (y peor aún disfrutado) alguno de los libros de la lista.

Bueno, abierto queda el debate. ¿Qué libros hay que evitar leer antes de morir?

Vía | Times online En Papel en Blanco | Libros Sobrevalorados

'El primer peldaño': los escritos del Tolstói vegetariano

2 Comentarios
'El primer peldaño': los escritos del Tolstói vegetariano

Muchas gente no sabe que Lev Tolstói era un vegetariano avant la lettre, un hombre convencido que consideraba que para llevar una vida ética tiene que empezar por evitar el sufrimiento de los demás. Y eso incluye el no sacrificar animales. La editorial Kaidós ha publicado hace poco 'El primer peldaño', un conjunto de escritos sobre vegetarianismo del autor de 'Guerra y paz'.
Leer más »

Google dedica su doodle al 186 aniversario del nacimiento de Tolstói

Comentar
Google dedica su doodle al 186 aniversario del nacimiento de Tolstói

Hoy Google nos sorprende de nuevo con otro doodle literario, en esta ocasión dedicado al escritor ruso León Tolstói, del que hoy se cumplen 186 años de su nacimiento. El doodle, en una magnífico estilo vintage, pasa revista a algunas de sus más recordadas obras, como 'Guerra y paz', 'Anna Karenina', o 'La muerte de Iván Ilich'.

Lev Nikoláievich Tolstói, también conocido como León Tolstói, es considerado como uno de los escritores más importantes de la literatura mundial. Sus dos obras más famosas, 'Guerra y paz' y 'Anna Karenina', están consideradas como la cúspide del realismo e influyeron decisivamente en las obras de este movimiento a finales del siglo XIX. Sus ideas sobre la «no violencia activa», expresadas en libros como 'El reino de Dios está en vosotros', tuvieron un profundo impacto en grandes personajes que reinvidicaban los derechos civiles de forma pacífica como Gandhi y Martin Luther King.

Leer más »
Publicidad

Keira Knightley será la nueva 'Anna Karenina'

3 Comentarios
Keira Knightley será la nueva 'Anna Karenina'

Que hagan una nueva versión cinematográfica de Anna Karenina no es algo novedoso precisamente, pero en este caso el proyecto parece muy bien encaminado y pensado para que sea un gran éxito. La afortunada actriz que dará vida a la Anna Karenina que nos regaló el inolvidable León Tolstói será, ni más ni menos, que Keira Knightley, a la que no sorprende ver ni en una película de época ni en una adaptación literaria.

La dirección correrá a cargo de Joe Wright que conoce igualmente muy bien el terreno que está pisando, y que ya ha compartido dos rodajes con la actriz: Expiación, más allá de la pasión y Orgullo y prejuicio. Ha sido la propia Keira la que ha dado la noticia en el Festival de Cine de Toronto, y como podréis ver, de sus declaraciones se deduce que está encantada con el personaje:

Leer más »

Alba Brevis, nueva colección de clásicos en formato mini

1 Comentario
Alba Brevis, nueva colección de clásicos en formato mini

Como pequeños bombones brillantes. Eso es lo que me recuerda la nueva colección de Alba Editorial, llamada Alba Brevis. Como su nombre bien indica, son pequeños relatos presentados en un formato pequeño en tapa blanda y un estilo más moderno del que nos tiene acostumbrados. Por ahora sólo hay tres títulos disponibles, a un precio de 11 euros cada uno. La malo es resistir la tentación de no llevártelos todos a casa...

La colección comienza con tres grandes de la literatura, como Luces de Chejov, donde unos hombres se encuentran en una vía de ferrocarril en construcción con el trasfondo de una historia de amor malograda; En la bahía de Katherine Mansfield, en el que una comunidad de veraneantes se levanta y se acuesta con sus pequeñas miserias y alegrías, con el mar como testigo; y Amo y criado de Tolstoi, donde un mercader acompañado de su criado y su caballo debe hacer frente a un camino lleno de nieve donde es necesaria la colaboración y la solidaridad para llegar a su destino. Como veis, tres pequeñas historias que a primera vista parecen muy apetecibles.

Leer más »

Los 10 libros que NO hay que leer antes de morir según el Times

20 Comentarios
Los 10 libros que NO hay que leer antes de morir según el Times

Creo que no estoy de acuerdo en ni un sólo punto del decálogo que Richard Wilson, productor de televisión y autor de 101 cosas que no hacer antes de morir, ha publicado en el Times. Imagino que a este personaje le gustan los libros como las teleseries, “con una sinopsis que se pueda resumir en una sola frase en la que entre acción, romance, explosión al final y a ser posible un oso polar”. Pero me ha parecido una manera divertida de plantear una discusión sobre los libros que nos sobran. Adelante Mr. Wilson con su donoso escrutinio:

10. Ulises, de James Joyce: Wow. Eso no me lo venía venir. ¿Sólo el décimo puesto, de todas formas? Lo atribuyo a puro chovinismo anglo. Suponía que la obligación de un libro era arrastrarte hasta la última página. Pero en cierto modo es bueno saberlo: si es famoso por ser difícil ya tienes la excusa para no liarte con ello.

9. El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien: Vaya, esto ya es más original. Aunque la explicación de Wilson (que sin duda fue un adolescente atlético y popular con el que todas las chicas quisieron ir al baile de fin de curso) tira por la sociología topiquera. Lo mejor que puedo decir de este libro es que es una herramienta muy buena para elegir a tus amigos en la escuela. Cargar con el monstruoso tomo de Tolkien era el equivalente a una campanilla de leproso: ‘¡Impuro! ¡Impuro!’ (...) En pocos años esa gente estaría yendo a pases de Peter Gabriel y leyendo Dune. Mira, eso último no va tan desencaminado…

Leer más »

Escribir un Diario

2 Comentarios
Escribir un Diario

Un consejo muy difundido a la hora de escribir, es que no se piense nunca en el lector hipotético. Que se escriba pensando que nadie va a leer la obra en cuestión. Cuando se escribe un diario, este pensamiento se encumbra hasta ser considerado el documento más íntimo posible. La realización de un diario puede ser vista, en definitiva, como el diálogo del escritor con su otro "yo".

Franz Kafka, por ejemplo, mandó a su mejor amigo quemar sus obras y por supuesto su famoso diario en cuanto él muriese, ya que padecía de tuberculosis. Sus diarios, que describen la cotidianeidad y la resignación de un modo muy rico literariamente hablando, han servido para ensalzar el mito del escritor checo. Un genio, que con sus adversidades y preocupaciones de cada día, generaba en su mente obras maestras por las que, sin embargo, el escritor nunca se sintió valorado. Es muy impactante ver cómo, a través del diario, podemos ver a un individuo que nunca ha publicado y que sin embargo siente que el sentido de su existencia es escribir. Se queja cuando no escribe, y un día en el que no ha escrito es un día perdido. Kafka murió inédito, y hoy en día La Metamorfosis o El Proceso son clásicos de la literatura universal.

Leer más »
Publicidad
Publicidad
Inicio