Publicidad

RSS miedo

'Lecturas de cementerio' de Dkillerpanda

Comentar
'Lecturas de cementerio' de Dkillerpanda

El aire ya huele a castañas y calabaza, a historias de miedo y diversión nocturna. Habrá quien critique esta fiesta, pero yo no puedo resistirme a una celebración que consiste en ver películas de Vincent Price (mismamente), comer chuches y disfrazarse. Como aquí para lo que estamos es para hablar de libros, os propongo este Lecturas del cementerio, un cómic muy gamberro de Dkillerpanda.

'Lecturas de cementerio' tira del clásico comienzo de historia de terror: un grupo de niños que está celebrando Halloween encuentra un cómic con historias de miedo en un cementerio y, con ganas de pasarlo bien, deciden leerlo. Típico y efectivo, porque a partir de aquí nos encontramos un conjunto de historias cortas que nos pondrán la piel de gallina y, sí, también nos hará soltar alguna que otra risa.

Leer más »
Publicidad

'La oscuridad', de Lemony Snicket: don't fear the dark

1 Comentario
'La oscuridad', de Lemony Snicket: don't fear the dark

Lemony Snicket es el pseudónimo de Daniel Handler (1970), escritor estadounidense conocido por la saga 'Una serie de catastróficas desdichas...', compuesta por el momento de catorce libros. Además de firmar con su propio nombre, este autor ha usado el de su personaje para firmar algunas de sus obras, como la que hoy nos ocupa, 'La oscuridad', un precioso cuento infantil que ha editado en español Océano Travesía que ha sido considerado como uno de los mejores de 2013 para 'Publishers Weekly' y 'The New York Times'.
Leer más »

Los 10 libros que han sido (sorprendentemente) prohibidos o censurados

10 Comentarios
Los 10 libros que han sido (sorprendentemente) prohibidos o censurados

Ya sea por miedo, como método de control social o por simple rechazo visceral, a lo largo de la historia hemos censurado o prohibido toda clase de libros. También ha habido mucha censura porque todos tenemos la piel muy fina, o porque muchos se la cogen con papel de fumar.

Por ejemplo, Huckleberry Finn fue y ha sido objeto de repetidas prohibiciones en las escuelas debido al uso de la palabra nigger (negrata), vocablo que en Estados Unidos ha adquirido un peso específico tan alto que incluso en los medios de comunicación se refieren a él como la palabra-n. En 1921, un tribunal estadounidense también declaró obsceno un pasaje del Ulises, de Joyce, y el libro estuvo prohibido hasta 1933. También sufrieron cortes y recortes Trópico de Cáncer, de Henry Miller, o Fanny Hill, de John Cleland.

En Australia se ha prohibido la pornografía donde aparezcan pechos pequeños. La autoridad que clasifica el material audiovisual en el país ha dictado esta norma porque considera que esta característica “fomenta la pedofilia en los consumidores de sus películas”. Por causas parecidas fue censurada Lolita, de Nabokov.

En China se prohiben los viajes en el tiempo. Los gobernantes de este país decidieron vetar el uso de este tema en televisión por ser “irrespetuosos con la historia” y “carecer de pensamientos positivos”.

Bajo esa premisa, uno se pregunta, también, ¿la FICCIÓN recrea alguna faceta de la REALIDAD o debe obligatoriamente, so pena de excomunión o denuncia, deformar la FICCIÓN para que influya en la REALIDAD para que ésta última se acabe pareciendo a la FICCIÓN? Si así fuera, ¿no deberíamos denunciar a los creadores de contenidos de FICCIÓN por tratar de cambiar la REALIDAD a su antojo bajo los parámetros ideológicos de la mayoría? ¿La FICCIÓN debe evangelizar?

Leer más »

Chartier: 'la pantalla pone al lector ante una nueva situación'

Comentar
Chartier: 'la pantalla pone al lector ante una nueva situación'

Cada vez que Roger Chartier da unas declaraciones en torno al mundo de la lectura y del futuro del libro hay que leer en profundidad porque sabemos que estamos ante las palabras de uno de los intelectuales que más ha estudiado el tema y que, además, ha afrontado, desde el miedo, el impacto de las tecnologías de la información sobre el mundo editorial.

Y digo desde el miedo, o más bien debería haber dicho, desde su reconocimiento, ya que es justamente tocando este tema que Chartier comienza respondiendo la entrevista que le hizo el diario Clarín de Argentina. Ante la pregunta en torno a la posibilidad de recuperar el mito de la gran biblioteca universal, el catedrático francés coloca el tema hablando de la angustia que ha sentido el hombre desde la Edad Media por la posible pérdida documental y el progreso del conocimiento:

Ahora podemos pensar que esa angustia se ha trasladado a nuestros días y se piensa en la biblioteca electrónica, en la digitalización de libros y documentos, ante el temor de perderlos. Que haya una biblioteca universal de este tipo es una realidad posible, porque si se piensa que todos los libros que fueron publicados en forma impresa o todos los textos que existen en forma manuscrita pueden convertirse en textos electrónicos, no hay razón para pensar que puede haber límites.

Leer más »
Publicidad
Inicio