Publicidad

RSS periodismo

Vida de un periodista: las memorias de Juan Luis Cebrián

2 Comentarios
Vida de un periodista: las memorias de Juan Luis Cebrián

De un tiempo a esta parte, y por los intereses mediáticos y políticos de cierta parte de la izquierda española, Juan Luis Cebrián, el primer director del diario 'El País', se ha convertido en un personaje sospechoso, controvertido. Su condición de primer ejecutivo del Grupo Prisa y sus supuestas conexiones con el poder político y económico durante las dos últimas décadas le han convertido en blanco de críticas de todo tipo.

Juan Luis Cebrián hoy gestiona un grupo empresarial que sigue siendo significativo en términos de influencia, empleo y facturación, pero que emocionalmente es el rescoldo de lo que supuso en las dos primeras décadas de la democracia. Por que 'El País' de finales de los 70 y de los 80 fue una historia de éxito, la del periódico que aglutinó a las clases medias españolas deseosas de cambio y modernidad a la muerte de Franco. Pero hoy, se puede decir que 'El País' ya no es lo que era. Por una parte, la evolución política ha llevado a que el relevo generacional de aquellos primeros e incondicionales lectores no lo vean como un medio de referencia y, por otra parte, las nuevas tecnologías también han hecho que se multipliquen los competidores y que sus mensajes se diluyan.

'Primera página. Vida de un periodista 1944-1988' está escrito con el ritmo ágil de una novela de aventuras. Cebrián renuncia a las notas a pie de página y al habitual glosario de nombres, y en las primeras páginas reconoce que abordó el recuerdo de su peripecia profesional “a pelo”, hurgando únicamente en su memoria y ayudándose de consultas a Internet y sólo en ocasiones de alguna agenda de trabajo repleta de citas por otro lado indescifrables. Es decir, que estamos ante unas memorias con ritmo narrativo pensadas para mantener el interés del lector.

Leer más »

Ignacio Sánchez-Cuenca denuncia 'La desfachatez intelectual'

2 Comentarios
Ignacio Sánchez-Cuenca denuncia 'La desfachatez intelectual'

Este libro ha levantado algo de revuelo porque su autor, el profesor de políticas Ignacio Sánchez-Cuenca, critica la falta de rigor y profundidad de algunas de las plumas de referencia de la prensa española, sobre todo las del diario El País. Hay que reconocer que 'La desfachatez intelectual', al contrario de otros acercamientos más generales y “políticamente correctos”, no ahorra en nombres propios y apunta sin disimulo a los perpetradores de la estafa: Félix de Azúa, Antonio Muñoz Molina, Fernando Savater, César Molinas, Luis Garicano, Mario Vargas Llosa, Javier Cercas...

Uno se pregunta cuando lee este ataque frontal a los figurones del Grupo Prisa si Ignacio Sánchez-Cuenca habría publicado un libro tan pertinaz si siguiera en la nómina de opinadores de El País, un periódico donde siempre le trataron muy bien y del que se fue por su propia voluntad, según él mismo confiesa.

Leer más »
Publicidad

Gabriela Ybarra se enfrenta a la muerte dos veces en 'El comensal'

Comentar
Gabriela Ybarra se enfrenta a la muerte dos veces en 'El comensal'

Algunos lo han presentado como una de las grandes revelaciones literarias del año. No lo sé. Tampoco sé si se trata de uno de esos títulos que cuando el filtro inapelable y a veces sorprendente del tiempo haga de las suyas, va a seguir estando ahí. Sin embargo, sí creo que 'El comensal', de Gabriela Ybarra, es un libro que conmueve hasta la médula, por cuanto lidia con la mezquindad de la muerte sin razón a manos del terrorismo etarra y con la crueldad de la enfermedad terminal. La muerte, tema tabú tantas veces, aquí aparece por partida doble, y es tratada sin afectación, aunque con hondura.

Leer más »

El futuro del periodismo 2.0: profesionales VS Amateurs

8 Comentarios
El futuro del periodismo 2.0: profesionales VS Amateurs

No hay día en el que no me llegué la luctuosa noticia del despido de un puñado de periodistas de algún medio de comunicación. El periodismo, junto a los empleos derivados de la burbuja inmobiliaria, parecen ser los más vinculados a la crisis económica. Eso es así.

Sin embargo, el árido panorama del periodista profesional no es, en exclusiva, un efecto de la crisis, que ha llevado aparejado un decremento de los ingresos de publicidad. Lo que está en crisis en el periodismo, sobre todo, es el modelo de negocio.

La gente, ahora, puede consumir la información que antes adquiría pagando de forma totalmente gratuita a través de blogs y periódicos digitales. El Huffington Post, incluso, contrata a periodistas que no reciben ningún sueldo por su trabajo, tal y como se lamentaba el autor de The Cult of the Amateur Andrew Keen.

Lo que sucede, en el fondo, es bastante simple, y ya está ocurriendo en todos los ámbitos de la creación, desde el cine hasta la televisión o la radio: a medida que un mayor número de personas crea contenidos por razones no monetarias, crece la competencia para aquellas que lo hacen por dinero. Eso no significa que no te puedan pagar por publicar algo, sino que lo publicado compite casi de igual a igual con lo gratuito.

Y en muchas ocasiones, lo gratuito, lo amateur, vence a lo profesional: echad un vistazo a la Wikipedia, que ya posee un índice de errores inferior a la Enciclopedia Británica. O determinados blogs de información política o científica, que superan con creces cualquier medio tradicional (incluso sacándoles los colores, como Malaprensa).

Los periódicos, pues, van a tener que reinventarse de un modo tan radical como lo han hecho hace unos años los sellos musicales (y lo que les queda). Los periodistas que reciban la carta de despido serán aquéllos, mayoritariamente, que trabajan para empresas que no han sabido encontrar un modelo de negocio alternativo en un mundo donde abunda la información.

Leer más »

Tan real como la ficción. Herramientas narrativas en periodismo.

15 Comentarios
Tan real como la ficción. Herramientas narrativas en periodismo.

Nuestros seguidores nos preguntan constantemente como empezar a escribir un libro. Otros nos dicen que arrancaron pero no saben cómo seguir y otros que quieren promocionar los que ya tienen escritos y muchas veces, a esos publicados, les falta una mirada crítica y editorial más ambiciosa y menos condescendiente que la que aporta en propio autor.

Por todo ello no quiero pasar ni un día más sin recomendar vehementemente una caja de herramientas para escritores de ficción y para redactores de blogs de todo signo. Se trata de Tan real como la ficción. Herramientas narrativas en periodismo (Laertes, 2010) del venezolano Doménico Chiappe, un autor original y versátil tanto en sus novelas y cuentos como en sus trabajos periodísticos.

Las técnicas narrativas que aquí se enseñan aplicadas al periodismo son las necesarias para la redacción de una buena novela o cuento, de modo que aquí tienen la posibilidad de ejercitar los músculos periodísticos (para los que escribimos en blogs o periódicos) y para los autores de ficción que buscan cómo llevar adelante su obra.

Leer más »

Trabajo mucho, escribo mucho… pero no hace falta que me pagues con dinero (y II)

3 Comentarios
Trabajo mucho, escribo mucho… pero no hace falta que me pagues con dinero (y II)

Esta abundancia de escritores, críticos, opinadores, divulgadores, periodistas y demás, que ya analizábamos en la primera entrega de este artículo, no es nada nuevo. De hecho, siempre ha existido: Internet solo ha permitido catalizarlo de una forma más eficaz.

La gente siempre ha creado y contribuido gratis, o esperando recibir otra clase de compensaciones, desde la atención y la reputación al sexo, como ya desarrollé más extensamente en ¿Los escritores sólo escriben a cambio de sexo?

Tal y como lo explica el editor de la popular revista Wired, Chris Anderson, en su libro Gratis al referirse a la actividad de esta clase de gente:

No llamábamos “trabajo” a lo que hacían porque no estaba pagado, pero cada vez que usted da un consejo gratuito a alguien, o se presta voluntario para alguna cosa, está haciendo algo que en otro contexto sería el trabajo de alguien. Ahora los profesionales y los aficionados están de repente en el mismo mercado de atención, y esos mundos paralelos están en competencia. Y hay muchos más aficionados que profesionales.

Esta tendencia está creciendo año tras año, hasta límites que ni siquiera podemos imaginar todavía. La razón es que la gente cada vez dispone de más tiempo para crear cosas que antes estaban remuneradas. El motivo de este superávit de tiempo libre nada tiene que ver con el paro o con la reducción de la jornada laboral.

Leer más »
Publicidad

Trabajo mucho, escribo mucho… pero no hace falta que me pagues con dinero (I)

2 Comentarios
Trabajo mucho, escribo mucho… pero no hace falta que me pagues con dinero (I)

Cuando escribo para una editorial (ya sea un reportaje o un libro por encargo), lo habitual es que se fije un precio por holandesa (por página de 70 caracteres por 30 líneas). Dependiendo del tema y de la editorial, cada holandesa se puede pagar a una cifra que oscila entre los 50 y los 150 euros. Cuando el reportaje es para una revista, sobre todo si es muy popular, entonces las tarifas pueden multiplicarse por dos o hasta por tres.

Es decir, que haciendo números, finalmente podría obtener un guarismo preciso sobre lo que gano por cada palabra que tecleo en mi ordenador. Es una cifra que, naturalmente, puede ir aumentando o disminuyendo en función de mi reputación o mi popularidad. Con todo, es una cifra que trato de ignorar: así me evito estar continuamente calculando euros cada vez que concluyo un párrafo como éste.

En el caso de los periodistas que perciben un sueldo fijo por mantenerse en una redacción un determinado número de horas, los cálculos resultan más esquivos, pero igualmente se podría hacer una estimación.

Sin embargo… ay, sin embargo todo esto ha cambiado (y seguirá cambiando) con Internet y, sobre todo, con la popularización de blogs como éste, Papel en Blanco, en el que llevo trabajando ya cuatro años. En el mundo hay millones de blogs en activo, donde gente o grupos de gente escriben al menos una vez a la semana, generando millones de palabras a la semana. Si todo ese trabajo se tradujera en un salario que siguieran las pautas anteriormente expuestas, no habría dinero suficiente en el mundo para pagarles.

Así que la mayoría de esos blogueros trabaja sin recibir ni un euro por ello.

Leer más »

‘El periodista matemático’ de Fernando Blasco

1 Comentario
‘El periodista matemático’ de Fernando Blasco

Las matemáticas son un palo. Lo son porque no parecen tener aplicación en la vida diaria, excepto para hacer sumas, restas o multiplicaciones. ¿A quién le interesa cuánto tardarán dos trenes en colisionar si uno sale de Albecete y el otro de Madrid? ¿Para qué sirven unas ecuaciones de segundo grado? ¿Los números no son frías abstracciones?

Consciente del desencanto matemático generalizado, en parte porque las matemáticas no son una materia fácil, pero sobre todo porque la enseñanza de las matemáticas es cuadriculada, mecánica y medieval, consciente de ello, digo, hay matemáticos que han llevado a cabo grandes gestas a fin de popularizar tal materia, incluso buscándole su faceta graciosa o hasta práctica.

Autores como John Allen Paulos o Martin Gardner han conseguido que al menos yo sea muy consciente de que la ignorancia en matemáticas no es baladí. Los ‘anuméricos’ andan tan perdidos en sus actividades diarias y son tan propensos a los engaños de la prensa, la publicidad o el terrorismo como lo son los niños indefensos.

En la misma línea, Fernando Blasco, tal y como ya lo hizo en su día el popular y divertidísimo Claudi Alsina, acaba de convertirse en mi John Allen Paulos español, madrileño, para más señas. Y tanto se asemeja Blasco a Paulos que hasta ha decidido escribir un libro, El periodista matemático, en el que se tratan de analizar noticias de periódicos desde la óptica de las matemáticas, ya sean para refutarlas, encontrarle inconsistencias o sencillamente dotarlas de cierta perspectiva. Tal y como Paulos hizo precisamente en su libro Un matemático lee el periódico.

Leer más »

‘Un matemático lee el periódico’ de John Allen Paulos

1 Comentario
‘Un matemático lee el periódico’ de John Allen Paulos

Este es un libro singular por varios motivos. El primero es que se trata de un libro de matemáticas muy divertido. Eso no es extraño: su autor, John Allen Paulos, es uno de los divulgadores de matemáticas más chispeantes del mercado (¡quién lo hubiera tenido de profe en el instituto!)

El segundo y más importante: Un matemático lee el periódico es un libro que te imparte una clase rápida de cómo leer correctamente el periódico. Sí, usar las matemáticas para leer todo el contenido de un periódico.

Da la impresión de que John Allen Paulos haya tratado de mezclar aceite o agua. Pero nada más lejos de la realidad.

Después de leer este libro, estaréis equipados con los rudimentos matemáticos necesarios para leer con objetividad cualquier noticia, incluso el horóscopo. Y, además, sabréis detectar dónde se os está engañando, o qué parte de la noticia es tendenciosa o sensacionalista.

Además de Quién, Qué, Dónde, Cuándo, Por qué y Cómo que toda noticia periodística debe contener, John Allen Paulos aboga también por el Cuántas, Con qué probabilidad, Qué fracción, ¿Cómo se compara con otras cantidades?, ¿Cuál es el índice de crecimiento y cómo se coteja?, ¿Qué hay de los aspectos autorreferenciales de la noticia? ¿Hay en ella un grado apropiado de complejidad? ¿Nos fijamos en las categorías y relaciones que interesan? ¿Qué cantidad de la noticia es independiente de su exposición? ¿Somos particularmente sensibles al error de disponibilidad o a efectos ancla?

Leer más »

Ha muerto Tomás Eloy Martínez

Comentar
Ha muerto Tomás Eloy Martínez

He tardado un poco en poder comenzar a escribir esta entrada, triste entrada que anuncia la muerte de quien fuera uno de los escritores más importantes de América Latina y uno de los profesionales más completos de la comunicación y el periodismo.

Tomás Eloy Martinez murió en la tarde de ayer víctima del cáncer que lo aquejaba desde hace algunos años. Tenía 75 años y su partida deja un vacío difícil de sobrellevar. Había nacido en San Miguel de Tucumán, Argentina, en 1934. Pronto se dedicó a la escritura mostrándose como un insaciable escudriñador de la realidad que lo circundaba.

A los 40 años, es decir, en 1975 tuvo que exiliarse en Venezuela donde vivió hasta 1983, período durante el cual se dedicó al periodismo, primero en el diario El Nacional y luego en el Diario de Caracas que fundó junto con otros profesionales del país. Luego vivió en México y en Estados Unidos donde enseñó en la Universidad de Rutgers hasta el 2000 cuando murió trágica y absurdamente su compañera Susana Rotker y él decide regresar a su país, Argentina.

Leer más »
Publicidad
Inicio