Publicidad

RSS Umbriel

'Sentido, sensibilidad y monstruos marinos', clásicos de nuestro tiempo

6 Comentarios
'Sentido, sensibilidad y monstruos marinos', clásicos de nuestro tiempo

A Jane Austen le ha caído una buena encima. Si el pasado Septiembre os hablaba de Orgullo y prejuicio y zombies como una auténtica revolución de los clásicos, hoy tenemos que rendirnos a la evidencia y mirar Sentido, sensibilidad y monstruos marinos con otros ojos. Las historias de amor de la Regencia ya no son lo que eran, y este avispado autor ha decidido que nada mejor que un par de pulpos gigantes y alguna que otra langosta asesina para animar la cosa. El perpetrador en este caso es Ben H. Winters, llega editado por Umbriel y su precio es 17 euros.

Al igual que en ‘Orgullo y prejuicio y zombies’, Winters ha realizado una reescritura del original añadiéndole numerosos monstruos marinos y otros giros no menos sorprendentes a la historia. Parte, desde luego, del original de Jane Austen: las hermanas Dashwood son expulsadas de su hogar tras la muerte de su padre, pero en vez de ir a parar a una pequeña casita en la campiña inglesa, su destino en este libro es una isla repleta de temibles criaturas marinas. El romance seguirá siendo el trasfondo del libro, pero con alguna que otra sorpresa…

Leer más »

Neus Arqués. Un hombre de pago.

Comentar
Neus Arqués. Un hombre de pago.

Neus Arqués se preguntó por qué si hay tantos anuncios de prostitución masculina apenas hay mujeres que reconozcan usar sus servicios. ¿Qué es peor/mejor, pagar a un amante o acostarse con el novio de una amiga? Con estas ideas en la cabeza escribió Un hombre de pago, una novela sobre como las mujeres gestionan el deseo y la amistad.

Rosa tiene cincuenta años, una edad en la que las mujeres se vuelven invisibles. Su masajista le recomienda darle una alegría al cuerpo y contratar los servicios de un gigoló. Iniciará así una relación con Iván, un cubano que no ha podido encontrar trabajo como aparejador y ha tenido que dedicarse a estos menesteres.

Como a cualquier escritor nóvel le costó encontrar editorial y publicar el libro. Lo consiguió en Maikalili, una editorial pequeña que no podía darle mucha promoción. Pero Neus decidió aprovechar bien la mejor arma publicitaria que tenía a su alcance: Internet.

Leer más »
Publicidad
Publicidad
Inicio