Compartir
Publicidad

Premio Nacional de Literatura Dramática para una obra escrita hace 43 años

Premio Nacional de Literatura Dramática para una obra escrita hace 43 años
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El nombre de Miguel Romero Esteo (Montoro, 1930) probablemente no le suene a nadie, con dos excepciones: que se frecuentaran los círculos de vanguardia y creación antifranquista de los años setenta, o que se trabajara de censor. Romero Esteo ha ganado el Premio Nacional de Literatura Dramática por Pontifical, una magna obra en dos tomos escrita hace 43 años que hasta 2007 sólo había circulado en cuartillas primero clandestinas y luego artesanales. Así lo cuenta él mismo:

A principios de los setenta, yo era un joven activo y pertenecía a la vanguardia antifranquista que consiguió cierto prestigio por hacer un teatro muy imaginativo y un poco envenenado, casi virulento.

El impacto de Romero Esteo fue tan poderoso (recibió este elogio incomparable de Lázaro Carreter: Nunca había visto ir a nuestro teatro tan lejos, ni de modo tan audaz e inteligente) que paradójicamente lo condenó al silencio y la clandestinidad. Al estar en la lista negra de autores peligrosos Esteo vio como le censuraban incluso un libro infantil. Tras ello regresó de Madrid a su Málaga natal en dónde fue profesor universitario de Historia Social de la Literatura. En 1985 se le concedieó el premio Europa de Teatro.

Para definir Pontifical sus editores han acuñado el término grotesquismo. Se trata, nos dicen, de una sátira feroz contra la España del despegue económico, poniendo en el punto de mira el capitalismo industrial y sus relaciones intrincadas con el poder totalitario. Esteo dibuja un zoológico humano nocturno y siniestro sin concesiones, en una acción dramática compleja que se plantea como un gran espectáculo bufo.

Romero Esteo ha declarado que usará el importe del premio para ponerle una ducha decente a su casita de jubilado y ha reflexionado con mucho humor con su repentina rehabilitación pública:

Está muy bien, porque yo siempre he sido escritor invisible. Ahora sí seré visible, lo que no deja de tener gracia, porque soy un anciano jubilado y pensionista que vive prácticamente fuera de este mundo. Apenas salgo de casa y vivo rodeado de libros.

Vía | ADN.es Más Información | Biografía de Miguel Romero Esteo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio